Greenpeace pide que España lidere la lucha mundial contra el cambio climático

La organización ecologista Greenpeace ha exigido este viernes que en España se promuevan ”compromisos y acciones” que den “respuestas contundentes” a la crisis climática para que el país “lidere la lucha contra el cambio climático" y se convierta en "el referente que todo el mundo necesita”.

Así lo ha expresado el responsable del programa de Cambio Climático de Greenpeace España, José Luis García, en una rueda de prensa a bordo del buque insignia de la organización, el Rainbow Warrior, que se encuentra en el Puerto de Barcelona durante tres días para dar inicio a la campaña "En marcha por el clima" por la Península Ibérica, donde también recalará en Málaga y Vigo.

"No bastan declaraciones, sino compromisos y acciones que cambien radicalmente las políticas, particularmente las energéticas", ha insistido García.

Con la campaña, que ya ha llevado el Rainbow Warrior a 14 puertos europeos, la organización quiere denunciar la "emergencia climática", pedir "más ambición política" y "la 'democratización' de la energía como respuesta a esa crisis", de modo que se consiga "una acción conjunta de toda la ciudadanía, que una sus fuerzas".

Greenpeace también ha presentado el informe "Cambia la energía, no el clima", en el que se detalla que los últimos cuatro años han sido los más cálidos de la historia de la humanidad y que también se ha batido el récord de CO2 en la atmósfera, a niveles que no se alcanzaban desde hacía 3 millones de años, antes de que el ser humano habitara la Tierra.

Por ello, la organización ha propuesto cinco medidas prioritarias: reducción de emisiones hasta llegar a cero en 2040, transición acelerada a un sistema 100 % renovable en 2030, el cierre de todas las centrales térmicas y nucleares en 2025, la prohibición de la venta de coches de gasóleo o gasolina en diez años, y la aprobación de una Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

En la rueda de prensa también han participado la portavoz de Fridays for Future, Aitana Ralda; la cofundadora de Elles Lideren Marga Gual; la responsable del área de meteorología del medio El Tiempo, Mar Gómez; la exdirectora del Instituto Catalán de Energía y Calidad Ambiental, Assumpta Farran; y el representante del proyecto de energía renovable comunitaria de Albalat (Valencia) Vicent García.

La joven Aitana Ralda, de 16 años, ha apuntado que "la comunidad científica lleva muchos años advirtiéndonos y siendo ignorada", por lo que ha reclamado que ahora "se les escuche", ya que "son nuestra última esperanza".

En la misma línea, Marga Gual, que el próximo noviembre viajará en una expedición a la Antártida junto a cien mujeres científicas de 33 países, ha subrayado que "es urgente actuar, desde grupos pluridisciplinares y con la evidencia científica".

Por otro lado, la doctora en Físicas y meteoróloga Mar Gómez ha asegurado que nunca pensó que su profesión "tendría tanto futuro, en el mal sentido de la palabra", y ha avisado de que "los últimos estudios señalan que pasaremos de tener episodios de calor cada 30 años a cada tres años".

Para Assumpta Farran, la energía es "el factor clave", pero no es suficiente cambiar de fuentes fósiles a renovables, sino que además "es necesario cambiar el modelo o costará muchísimo avanzar".

"Las soluciones están ahí y son viables. Hay nuevos modelos de consumo, como la recarga o el autoabastecimiento, pero necesitarán financiación ciudadana", ha apostillado Farran.

Algunas de estas alternativas están recogidas en la web de Greenpeace con el objetivo de "facilitar opciones al alcance de cualquiera" para "acelerar la transición energética hacia un modelo 100 % renovable, eficiente y justo y en manos de la gente".