BOLETINES
TV

Medio millar de personas pide en Madrid una solución de futuro para Alcoa

MADRID, 24/06/2019.- Casi medio millar de personas, entre ellas trabajadores de Alcoa, han recorrido la distancia entre el estadio Santiago Bernabéu y el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo en un manifestación en la que han pedido una solución de futuro para las plantas de Avilés (Asturias) y La Coruña. - EFE/Luca Piergiovanni MADRID, 24/06/2019.- Casi medio millar de personas, entre ellas trabajadores de Alcoa, han recorrido la distancia entre el estadio Santiago Bernabéu y el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo en un manifestación en la que han pedido una solución de futuro para las plantas de Avilés (Asturias) y La Coruña. - EFE/Luca Piergiovanni

Casi medio millar de personas, entre ellas trabajadores de Alcoa, han recorrido la distancia entre el estadio Santiago Bernabéu y el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo en un manifestación en la que han pedido una solución de futuro para las plantas de Avilés (Asturias) y La Coruña.

Los trabajadores de Alcoa, que han puesto fin así a la llamada "marcha del aluminio", que se inició el pasado 13 de junio en Avilés, han reclamado que la solución para las dos plantas abarque más de los dos años de empleo garantizado que establece el proyecto del fondo Parter Capital.

La manifestación, que ha estado encabezada por una pancarta con el lema "No al desmantelamiento de la industria", se ha iniciado poco antes de las 12:30 en el estadio Santiago Bernabéu, del Real Madrid.

En la protesta han participado trabajadores de Alcoa, familiares, y representantes sindicales estatales, entre ellos el secretario general de CCOO, Unai Sordo, y los responsables estatales de la Federación de Industria de CCOO, Agustín Martín, y de UGT-FICA, Pedro Hojas.

El presidente del comité de empresa de Avilés, José Manuel Gómez de la Uz, ha dicho al inicio de la protesta que los trabajadores de Alcoa quieren una solución "real y no ficticia" como la que supone la venta de las plantas, ya que en un inicio no suponen empleo activo para la totalidad de las plantillas y dependerá en el futuro de la evolución de los costes eléctricos en España, que, lejos de mejorar, están empeorando.