Quantcast
ÚNETE

UGT y CCOO piden a los partidos alzas fiscales a ricos y grandes empresas

MADRID, 2/4/2019.- Los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez,IZ., y Unai Sordo,d., durante las declaraciones que realizaron a los medios antes de presentar públicamente el documento "10 propuestas para el giro social". EFE/Luca Piergiovanni MADRID, 2/4/2019.- Los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez,IZ., y Unai Sordo,d., durante las declaraciones que realizaron a los medios antes de presentar públicamente el documento "10 propuestas para el giro social". EFE/Luca Piergiovanni

UGT y CCOO han propuesto este martes a los partidos políticos aumentar la tributación sobre el capital y renta del trabajo para los que más ganan, así como asegurar que las grandes empresas paguen un mínimo efectivo del impuesto de sociedades.

En un decálogo de medidas de cara a las elecciones generales que han presentado esta mañana ambos sindicatos, abogan por impulsar una reforma fiscal integral que reduzca en la próxima legislatura a la mitad el diferencial de presión fiscal de España respecto a la UE, más elevada.

Para ello, proponen recuperar, elevar y hacer más homogéneos los impuestos sobre sucesiones -cedido a las comunidades autónomas- y sobre el patrimonio, al tiempo que piden un plan de lucha contra el fraude fiscal e implementar el combate contra los paraísos fiscales.

Derogar las reformas laborales de 2010 y de 2012 es uno de los caballos de batalla de los sindicatos, que en concreto reclaman recuperar la prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa, recuperar la ultraactividad y regular la subcontratación.

Piden además un estatuto básico del empleado público, un plan de choque por el empleo de calidad, duplicar la dotación presupuestaria para políticas activas de empleo, un plan de acción contra el trabajo forzoso y otro de lucha contra la trata de seres humanos con fines de explotación laboral.

Para UGT y CCOO es necesario potenciar la contratación indefinida y los salarios dignos, apostar por el diálogo social, perseguir todas las formas de precariedad laboral, promover una prestación por desempleo para empleadas del hogar y luchar contra el fraude laboral de las plataformas digitales.

En materia de pensiones, los sindicatos creen necesario derogar la reforma de 2013, eliminando el factor de sostenibilidad y el índice de revalorización del 0,25 %, vinculando el poder adquisitivo al IPC.

Abogan además por recuperar el Pacto de Toledo y el acuerdo político y social, para garantizar la sostenibilidad, viabilidad y suficiencia del sistema público de pensiones a largo plazo, actuando sobre la política de ingresos.

Así, piden que se garantice una financiación suficiente del sistema de pensiones y se complete la separación de fuentes, de forma que las cotizaciones sociales paguen la parte contributiva y el resto se financie vía impuestos.

Para los sindicatos un nuevo modelo productivo sostenible es posible, por lo que exigen un plan estratégico para la industria, mayor apoyo a la I+D+i hasta alcanzar el 3 % del PIB, de la mano de una "ambiciosa política de formación y cualificación de trabajadores".

La transición energética o el desarrollo del entorno rural son otras de sus peticiones, junto a un plan de lucha contra la pobreza, de la mano del establecimiento de una prestación de ingresos mínimos, la reforma del sistema de protección por desempleo y el combate a la pobreza energética.

Garantizar la igualdad entre hombres y mujeres, con una ley de igualdad salarial, incrementar los recursos en Sanidad, Educación, Vivienda, Protección Social y Ayuda a la Dependencia, son otros de sus reclamos, junto a medidas para mejorar la calidad de la democracia.