Quantcast
ÚNETE

Los pensionistas vascos, con el apoyo de Rufián, piden la dimisión de Granado

BILBAO, 25/03/2019.- El candidato de ERC al Congreso, Gabriel Rufian (c), ha participado este lunes en la tradicional concentración de los pensionistas vizcaínos ante el Ayuntamiento de Bilbao (Bizkaia) para reclamar unas pensiones públicas "dignas". EFE/Miguel BILBAO, 25/03/2019.- El candidato de ERC al Congreso, Gabriel Rufian (c), ha participado este lunes en la tradicional concentración de los pensionistas vizcaínos ante el Ayuntamiento de Bilbao (Bizkaia) para reclamar unas pensiones públicas "dignas". EFE/Miguel

El Movimiento de Pensionistas de Bizkaia, que este lunes ha contado con la presencia del portavoz de ERC Gabriel Rufián en su concentración frente al Ayuntamiento de Bilbao, ha pedido la dimisión de Octavio Granado, secretario de Estado de la Seguridad Social, por defender que se vinculen las nuevas pensiones de viudedad al nivel de renta del beneficiario.

Cientos de jubilados y pensionistas se han congregado un lunes más ante el Ayuntamiento de Bilbao en defensa de sus reivindicaciones, entre las que se encuentran una pensión mínima de 1.080 euros al mes y la subida del SMI -Salario Mínimo Interprofesional- hasta los 1.200 euros, además de la dimisión de Octavio Granado.

El secretario de Estado abogó el martes pasado por vincular las nuevas pensiones de viudedad al nivel de renta del beneficiario, además de sugerir una revisión de las prestaciones por incapacidad para reducir el gasto que suponen.

La portavoz del colectivo de pensionistas de Bizkaia, Andrea Uña, ha leído un comunicado en el que ha recodado que Magdalena Valerio, ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, desautorizó inmediatamente a Octavio Granado, "pero no basta con una amonestación, la única solución es la destitución inmediata".

"Las pensiones de viudedad afectan sobre todo a mujeres y de llevarse a cabo tal medida se intensificaría todavía más la brecha de género, aumentando las desigualdades retributivas entre mujeres y hombres, condenando a la mayoría de las viudas a la exclusión social", ha indicado la portavoz del Movimiento de Pensionistas Vizcaínos.

En Vitoria cientos de personas han recorrido las calles del centro bajo el lema "Pensiones Públicas Dignas" y se han concentrado frente a la Facultad de Letras de la Universidad del País Vasco para denunciar la situación de precariedad del mercado laboral para los jóvenes.

"Ellos son los pensionistas del futuro", ha recordado el portavoz de Pentsionistak Araba, Juan Antonio Armentia, quien ha opinado que "la gente joven lo tiene muy negro, sobre todo los que se incorporan al mercado laboral, que se encuentran con un paro muy alto y una gran precariedad económica, cuando se dice que son la generación más preparada".

Por ello Armentia ha insistido en que, además de una pensión mínima de 1.080 euros, el salario mínimo debería subir hasta los 1.200 euros, "algo que para estos jóvenes parece casi un sueño, por muchas licenciaturas o másteres que tengan".

La plataforma se reunirá este martes con la consejera vasca de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, para analizar la situación social de los pensionistas y recordarle que si la ley que regula la Renta de Garantía de Ingresos desde 2008 se hubiera cumplido "ahora los pensionistas podrían complementar sus pagas hasta los 1.050 mensuales".