Los trabajadores de Garoña piden sosiego y estabilidad laboral ante el cierre

Los trabajadores de Nuclenor en la central nuclear de Garoña se han reunido hoy en asamblea y han mostrado su necesidad de motivación, sosiego y estabilidad laboral para mantener la profesionalidad durante el "largo y difícil proceso" que se abre a partir de ahora.

En un comunicado tras la asamblea, el comité de empresa de Garoña asegura que los trabajadores son conscientes de que siguen trabajando en una instalación nuclear, por lo que seguirán realizando los trabajos con "todo el esfuerzo y profesionalidad, sin cuestionar en ningún caso que la prioridad es la seguridad de la planta".

No obstante, recuerdan que la empresa se ha comprometido a informarles "en breve" de las tareas a desempeñar para el desmantelamiento de la central nuclear y que "la plantilla necesita motivación, sosiego y estabilidad laboral" para mantener la profesionalidad durante lo que califican de "largo y difícil proceso" que se abre a partir de ahora.

Los representantes de los trabajadores reconocen que les ha llenado de "tristeza y decepción" que la instalación se cierre por una decisión político-económica y no técnica.

Admiten también la "incertidumbre" sobre su futuro y expresan su "preocupación" por la afirmación del ministro de Energía, Álvaro Nadal, que aseguró que hay un "plan social acordado con los trabajadores" sobre mantenimiento de empleo con prejubilaciones y recolocaciones, cuando solo existe una "declaración de intenciones" con mecanismos para negociarlo, pero no un acuerdo.