Castilla-La Mancha y Cantabria tienen la mayor subida anual del IPC en julio

La tasa de variación anual del Índice de Precios al Consumo (IPC) ha subido en julio en todas la comunidades, pero especialmente en Castilla-La Mancha y Cantabria, un 2,6 por ciento y un 2,5 por ciento, respectivamente, aunque se ha mantenido invariable con respecto al mes anterior.

Según los datos que publica hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE), el IPC general registró un incremento interanual del 2,2 por ciento en julio, una décima por debajo del aumento de junio, como resultado de la influencia a la baja de alimentos y ocio, mientras que presionaron al alza vivienda y hoteles.

Por comunidades autónomas y en tasa anual, respecto a julio de 2017, además de Castilla-La Mancha y Cantabria, las tasas más altas se han registrado en Aragón, Asturias, Castilla y León y Navarra, todas ellas con el 2,4 por ciento.

Por contra, la tasa de inflación más baja en términos interanuales se registró en Canarias, un 1,3 por ciento, la única comunidad en la que se sitúa por debajo del 2 por ciento, junto con las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, 1,3 y 1,8 por ciento, respectivamente.

Con respecto al mes de junio, la tasa anual del IPC ha aumentado en cinco comunidades autónomas en julio, mientras se mantiene en siete y disminuye en las cinco restantes. Los mayores incrementos se producen en Asturias y La Rioja, con una subida de dos décimas en ambas.

Por su parte, Baleares y Canarias son las comunidades donde más disminuye la tasa anual en julio respecto a junio, con bajadas de dos décimas.

En cuanto a la tasa de variación mensual se ha reducido en todas las comunidades, aunque menos en Navarra donde el IPC ha bajado un 0,3 por ciento con respecto a junio. El mayor descenso en el último mes se ha producido en La Rioja, Murcia y Extremadura, con un 1,1 por ciento menos.