Quantcast
ÚNETE

La Patronal de la fresa pide a España y Marruecos humanidad con las termporeras

La Interprofesional de la Fresa y los Frutos Rojos de Andalucía (Interfresa) ha exigido hoy a España y Marruecos que asuman "de una vez por todas" su responsabilidad respecto a las 7.100 temporeras marroquíes que permanecen en Huelva y "den muestras de humanidad y compromiso" favoreciendo su regreso.

En un comunicado, Interfresa ha calificado de "inaudita" la situación que se está dando en la larga trayectoria del proceso de contratación en origen: "el abandono de nacionales marroquíes por parte de su Gobierno en suelo español y el consiguiente incumplimiento de la Orden Gecco".

Ante esta situación, han remarcado, el sector productor de la fresa y los frutos rojos de la provincia de Huelva está implementando todas las medidas que considera que pueden ser positivas para mejorar las cotas de bienestar de las 7.100 trabajadoras que permanecen en Huelva.

Junto al mantenimiento en activo y con refuerzos de visitas por parte del equipo de consultores de integración del Prelsi -el Plan de Responsabilidad Ética, Laboral, Social y de Igualdad de Interfresa-, la interprofesional está en permanente contacto con organizaciones agrarias que la componen y con empresarios para hacer extensivas algunas recomendaciones que considera de interés a la hora de mejorar el bienestar de estas personas.

Estas recomendaciones parten además de la experiencia que muchos agricultores están poniendo en marcha, por iniciativa propia, en sus empresas, y que engloban acciones referentes tanto a su bienestar físico como emocional, que, dicho sea de paso, ahora mismo es lo que más preocupa, puesto que la tensión psicológica de estas mujeres aumenta con cada día que pasa.

Cabe recordar que muchas de ellas llevan en España desde diciembre y que, hasta el momento, el Reino de Marruecos "no ha ofrecido ninguna información que contribuya a rebajar su incertidumbre y a ofrecer un horizonte mínimamente esperanzador sobre cuándo se producirá su regreso".

Su manutención, tras haber enviado sus ahorros a Marruecos, "supone también cuestión preocupante, pero lo es mucho más la ansiedad y la angustia que en general presenta este colectivo".

Por ello, han incidido en llamar a la responsabilidad de ambos Gobiernos y a que "muestren la humanidad y el compromiso que ellos exigen a los demás". EFE.