Quantcast
ÚNETE

Un tercio de las empresas de metal prevé reducir o suprimir el personal externo o temporal

Un tercio de las empresas del sector metalúrgico de Galicia prevé reducir o prescindir del personal externo o temporal a causa de la crisis económica derivada de la pandemia del coronavirus.

Adicionalmente, más del 60 % de las empresas muestran "gran preocupación" por la caída de actividad derivada de la falta pedidos y/o subcontratación y por "la inestabilidad y falta de certezas" sobre la actividad económica, que puede tener "un impacto considerable" el próximo año.

Así figura en sendos informes que maneja la patronal gallega del metal, Asime, y cuyas conclusiones ha presentado este martes en el marco de su asamblea general.

Desde la declaración del estado de alarma, más de la mitad de las empresas del sector registraron caídas de facturación superiores al 25 %, pero "una gran mayoría" prevé recuperar esas cifras en un plazo aproximado de tres meses. Eso, siempre y cuando las administraciones públicas pongan en marcha medidas de apoyo e impulso más allá de las ya articuladas.

El presidente de Asime, Justo Sierra, ha hecho hincapié en que casi la mitad de sus más de 600 empresas asociadas no se han acogido a ninguna de las "medidas paliativas" puestas en marcha por Gobierno y Xunta de Galicia, y que "solo los avales ICO han sido relativamente exitosos".

"Esto pone de manifiesto que estas medidas no están respondiendo de forma adecuada a la realidad del sector industrial”, ha aseverado.

Asime reclama apoyos públicos y, sobre todo, servicios y suministros "a precios competitivos". "La innovación, la digitalización, el comercio exterior, el suelo industrial a precios razonables y el suministro energético estable y competitivo son cuestiones clave que pasan a tener una relevancia crucial" ante el impacto de la pandemia, ha insistido Justo Sierra.

Sobre el caso concreto de Alcoa San Cibrao, Asime aboga por valorar proyectos industriales "nuevos, sólidos y con una tutela pública real y efectiva", o bien "una intervención directa" por parte de las administraciones.

En cuanto a la industria de la automoción, Justo Sierra ha reclamado apoyo a las empresas asentadas en Galicia en todos los niveles de la cadena de suministro.

Considera "una buena noticia" el plan renove recientemente anunciado por el Gobierno, pero cree que se necesitarán "otros apoyos de calado" que atraigan nuevas inversiones, porque de lo contrario Galicia perderá capacidad y no podrá competir con países que están apostando por esta industria, como Francia o Alemania.

En lo referente a la industria naval y marítima, Asime señala la conveniencia de fortalecer la capacidad financiera de los astilleros gallegos y atraer fabricantes de componentes que no existen en la actualidad, así como la necesidad de que el Gobierno y Navantia incrementen la cartera de pedidos para los astilleros de Ferrol y Fene.

En la industria aeronáutica se ha trasladado la preocupación que impera entre las empresas, que prevén las mayores caídas el próximo año por los contratos que no han podido cerrar a causa de la COVID-19.

Y han apuntado a nichos de negocio ya consolidados en el sector como es la industria de la eólica marina, máxime en un contexto de un 'pacto verde' para la salida de la crisis. EFE.