Quantcast
ÚNETE

Marbella empieza a recuperar el lujo para volver a la normalidad

  • Escrito por Pilar Gómez
  • Publicado en Economía

Con la reapertura poco a poco de los hoteles de cinco estrellas, Marbella intenta recuperarse como destino turístico vinculado principalmente al sector del lujo, en un verano que será atípico por la pandemia de la COVID-19 y en el que se prevé que la ocupación alcance un 50 por ciento en el mejor de los casos.

La situación sanitaria se encuentra estabilizada, con solo dos casos de coronavirus en los últimos catorce días y sin pacientes hospitalizados en Marbella, según los datos oficiales, algo que debe contribuir a que el turismo regrese cuanto antes.

El pasado miércoles, 1 de julio, reabrieron sus puertas dos hoteles emblemáticos como Los Monteros y el Meliá Don Pepe, mientras que el jueves lo hicieron otros dos establecimientos no menos carismáticos como Puente Romano y Marbella Club.

También el 2 de julio volvieron a la actividad Nobu Hotel Marbella y Westin La Quinta, todos ellos de cinco estrellas, a la espera de captar el turista favorito del municipio, el de alto poder adquisitivo, y de que vaya perdiendo el miedo.

De momento, la reapertura ha propiciado también la reactivación laboral, ya que los hoteles han podido recuperar a casi todos sus trabajadores de los ERTE y están a la espera de incrementar las reservas para volver a contar con el cien por cien de sus plantillas.

"Al abrir asumimos un gran riesgo", ha señalado a Efe el director general del Hotel Los Monteros, Fernando Al-Farkh García, quien ha indicado que la situación de las reservas "es muy inestable" ya que "entran nuevas, pero se cancelan otras antiguas".

Este hotel es el único hasta ahora de la provincia de Málaga, y el primero de gran lujo en España, en obtener la certificación 'Safe Tourism Certified', que otorga el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE), por la implantación de un sistema de prevención frente a la COVID-19.

"Ahora hay que tener responsabilidad y paciencia", ha recordado, y ha añadido que el objetivo es que "el huésped se sienta cómodo y seguro" y que "vaya recuperando la confianza". Desde el Hotel Meliá Don Pepe, su directora general, Rocío Galán, ha destacado la implantación de protocolos sanitarios que hacen que los turistas "lleguen relajados" y que, en su caso, las previsiones estén "por encima" de lo que esperaban.

"Estamos satisfechos de poder contribuir a la normalidad y a la puesta en marcha de Marbella", ha explicado, y ha resaltado que los turistas "se sienten muy seguros en el hotel" y disfrutan de "todas las actividades" que se le ofrecen.

El sector mira, por tanto, con relativo optimismo al futuro, aunque las previsiones no son del todo halagüeñas, según los datos que ofrece Fernando Al-Farkh, que es el vicepresidente para la zona de Marbella de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (AEHCOS).

"Nos daríamos con un canto en los dientes si en agosto podemos llegar al 50 por ciento de ocupación", reconoce, ya que las previsiones para julio están "entre un 30 y un 40 por ciento". Con el paso de los días irán abriendo más hoteles.

Por ejemplo, entre los de cinco estrellas, el día 8 volverá el Vincci Estrella del Mar pero el Guadalpín Banús no lo hará hasta el 24, mientras que entre los de cuatro estrellas el día 10 reabre el Meliá Banús y el Iberostar Coral Beach lo hará el 17. Poco a poco el sector turístico de Marbella se despereza, a la espera de que tenga también su repercusión en el empleo, ya que el municipio tiene 15.132 parados, 5.633 más que el año pasado. EFE.