Quantcast
ÚNETE

El BCE quiere facilitar la consolidación de los bancos de la zona del euro

El Banco Central Europeo (BCE) quiere facilitar la consolidación de los bancos de la zona del euro y "no penalizará planes de integración creíbles con unos requerimientos de capital más elevado".

El BCE ha lanzado hoy una consulta pública sobre cómo realizará la supervisión en caso de que se produzcan fusiones de bancos.

La entidad monetaria quiere facilitar "proyectos de consolidación sostenibles", que se deben basar en un plan de negocio y de integración creíble, mejorar la sostenibilidad del modelo de negocio y respetar altos estándares de gobernanza y gestión de riesgo.

El BCE no penalizará planes de integración creíbles con unas exigencias de capital más elevado y el punto de partida para el capital será la media ponderada de los requerimientos de capital y la recomendación de Pilar 2 antes de la consolidación.

Los requerimientos de Pilar 2 son exigencias de capital por encima del mínimo regulatorio (conocido como Pilar 1) destinadas a cubrir los riesgos específicos de cada banco y son obligatorios.

La recomendación de Pilar 2, que indica el nivel adecuado de capital que deben mantener los bancos para disponer de un colchón suficiente frente a situaciones de tensión, no es obligatoria.

El BCE tratará de que los bancos usen las diferencias negativas de consolidación para reducir riesgos e inversiones de valor añadido.

También va a aceptar el uso temporal de los modelos internos existentes junto con el fuerte despliegue de un plan.

El BCE quiere que los bancos que tienen planes de consolidación se lo comuniquen pronto para darles una valoración del proyecto.

Con la publicación de la guía el BCE trata de clarificar cómo usarán los supervisores sus poderes respecto a los proyectos de consolidación, como ya anunció el presidente del Consejo de Supervisión, Andrea Enria, en enero.

El BCE considera que la consolidación puede ayudar a los bancos de la zona del euro a ser más eficientes y mejorar su capacidad de afrontar nuevos retos como la digitalización.

La rentabilidad y la sostenibilidad de los modelos de negocio de los bancos son algunas de las prioridades de la supervisión bancaria del BCE para el 2020.

La consulta de la guía comienza hoy y termina a medianoche del 1 de octubre de 2020.

Cuando concluya la consulta pública, el BCE publicará los comentarios recibidos junto con su valoración. EFE.