Quantcast
ÚNETE

Consumo descarta un aumento especulativo de los precios de los alimentos en la pandemia

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, comparece este viernes ante la Comisión de Sanidad y Consumo del Senado para informar sobre las líneas generales de la política de su departamento. EFE/J.J. Guillén El ministro de Consumo, Alberto Garzón, comparece este viernes ante la Comisión de Sanidad y Consumo del Senado para informar sobre las líneas generales de la política de su departamento. EFE/J.J. Guillén

El Ministerio de Consumo no ha apreciado que durante la pandemia se haya producido un aumento "especulativo" de los precios de los alimentos como sí detectó en otros sectores, como el de las funerarias o artículos higiénicos de protección, por lo que no actuará como sí ha hecho con estos.

"No se ha visto una elevación de precios que pudiéramos apreciar como especulativa; no tenemos información suficiente para acreditar un elemento puramente especulativo y generalizado que nos obligue a actuar", ha señalado el titular de este departamento, Alberto Garzón, en su primera comparecencia en el Senado.

El ministerio venía haciendo un seguimiento de la evolución de los precios en supermercados de algunos productos de primera necesidad durante la pandemia para comprobar si se están realizando subidas abusivas o no, pero la conclusión es que no se ha producido la especulación que sí ha habido en otros sectores.

Garzón ha recordado que Consumo tuvo que obligar a las funerarias a volver a los precios que regían antes del estado de alarma ante incrementos de hasta 1.500 euros que detectó tras el estado de alarma y a fijar máximos de mascarillas e hidrogeles. "Algunos grupos nos acusaron de un empeoramiento de la crisis.

La realidad es que afortunadamente no ha sucedido nada de ello porque el diseño en que lo hicimos fue el correcto: conseguimos frenar una dinámica especulativa", ha celebrado.

En su repaso a las acciones tomadas al frente del ministerio durante el estado de alarma, ha destacado la de garantizar la resolución de los contratos sin penalización de bienes y servicios que no pudieron ser satisfechos y que podían generar "una avalancha de reclamaciones".

No fue igual en el caso de los viajes combinados porque aquí "la cosa se complica más" al estar las agencias como intermediarias, que se vieron "atrapadas" por la legislación europea que obliga a devolver el dinero a los 7 días pero se daba el caso de que las aerolíneas no se lo reembolsaban a estas empresas en ese plazo, lo que podía llevar a su quiebra.

En este sentido, el ministro ha recordado que se estableció la opción de ofrecer un bono canjeable pero que, en todo caso, las aerolíneas tienen la obligación de ofrecer la devolución del importe del billete; pero Consumo ha tenido que llevar a 17 compañías a los tribunales por mala praxis por haber omitido esta posibilidad.

De hecho, la web que abrió el ministerio para asistir a consumidores y usuarios afectados por el estado de alarma recibió en dos semanas más de 300.000 consultas, de las que el 30 % están relacionadas con vuelos cancelados y un 20 % sobre viajes combinados.

También abusiva es la tasa COVID, que "no se puede cobrar al consumidor" porque da una información errónea de que el establecimiento está "libre de coronavirus" y puede llevarle a hacer un uso erróneo de las instalaciones.

En su intervención, Garzón también se ha referido al real decreto de regulación de la publicidad del juego que espera enviar "en los próximos días" a la Comisión Europea. No obstante, será algo distinto al borrador que presentó a principios de año porque la crisis sanitaria le ha llevado a "reconsiderar una medida extraordinaria que tenía que ver con el confinamiento e incluso con la clase social", y es que el consumo de televisión se ha multiplicado y, con la actividad productiva paralizada, la oferta de juego se ha desplazado de las casas de apuestas presenciales al formato "online".

Por ello, ha reiterado que el nuevo texto, que ya ha sido sometido a consulta pública, "se va a parecer más" al artículo 37 del real decreto que ha regulado esta actividad durante el estado de alarma que prohibía la publicidad en cualquier soporte exceptuando la franja horaria de entre 1 y 5 de la madrugada en televisión. EFE.