Quantcast
ÚNETE

Lancet hace una advertencia ante el estudio sobre los riesgos de la hidroxicloroquina para tratar el Covid-19

Una enfermera de una unidad de cuidados intensivos (UCI), muestra una dosis de hidroxicloroquina. EFE/Marcial Guillén Una enfermera de una unidad de cuidados intensivos (UCI), muestra una dosis de hidroxicloroquina. EFE/Marcial Guillén

La revista médica británica The Lancet ha realizado una advertencia ante el estudio que publicó el pasado día 22 sobre los riesgos del uso de la hidroxicloroquina para tratar a pacientes de Covid-19, al haberse planteado "importantes cuestiones científicas sobre los datos".

El estudio, de tipo observacional, sugiere que el tratamiento con el fármaco antipalúdico cloroquina o su análogo hidroxicloroquina no ofrece ningún beneficio a los pacientes con covid-19 y que su uso, ya sea solo o en combinación con un tipo de antibióticos, se relaciona con un aumento de las tasas de mortalidad.

La revista señala que algunos de los autores del texto han encargado "una auditoría independiente sobre la procedencia y la validez de los datos, que está en curso y cuyos resultados se esperan en breve".

De todas maneras, al publicación médica ha decidido realizar una "expresión de preocupación para alertar a los lectores sobre el hecho" de que se ha notificado a la publicación "relevantes cuestiones científicas" sobre el citado estudio.

"Actualizaremos este aviso tan pronto como tengamos más información", indica The Lancet. La advertencia de la OMS Días después de la publicación del estudio, la Organización Mundial de la Salud anunció que detenía temporalmente los ensayos clínicos con hidroxicloroquina enmarcados en su ensayo Solidarity, una medida de "cautela" que señaló que podría ser revisada.

"Tras leer la publicación, decidimos, a la luz de estas dudas, ser cautos y suspender temporalmente la afiliación a este medicamento", explicó entonces la jefa de científicos de la OMS, Soumya Swaminathan.

El estudio, ahora en cuestión, analizaba datos de casi 15.000 pacientes en 600 hospitales que recibieron cloroquina o su análogo, la hidroxicloroquina (ingeridos con o sin los antibióticos azitromicina o claritromicina), y datos de 81.000 pacientes.

La investigación está firmada por investigadores del Hospital Brigham de Mujeres de Boston, la corporación Surgisphere, la Universidad de Utah, el Instituto de Investigación HCA, todos ellos estadounidenses, y el Hospital Universitario de Zúrich (Suiza). EFE.