Quantcast
ÚNETE

El Gobierno estudia la evolución de los precios de los alimentos durante la COVID-19

Un voluntario de la Cruz Roja le hace la compra a una anciana en un supermercado de Palma de Mallorca. EFE/Cati Caldera Un voluntario de la Cruz Roja le hace la compra a una anciana en un supermercado de Palma de Mallorca. EFE/Cati Caldera

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha asegurado que el Gobierno está haciendo un estudio pormenorizado de la evolución de los precios en supermercados de algunos productos de primera necesidad durante la pandemia.

En declaraciones en La Ser, el titular de Consumo ha explicado que la subida de los precios que se han apreciado en algunos alimentos puede deberse a "múltiples razones" y por ello se está evaluando distintos aspectos para comprobar si se están realizando subidas abusivas o no.

"Afortunadamente a largo de la pandemia, la inmensa mayoría de las empresas y las personas están teniendo una responsabilidad exquisita, pero también hay casos en la dirección contraria; como pasó con algunas funerarias y en la venta de mascarillas", en los que el Gobierno tuvo que limitar el precio.

El ministro de Consumo ha explicado que sobre los productos que se venden en los establecimientos de alimentación la situación para valorar esos cambios de precios es "más compleja porque intervienen más actores y es difícil disociar lo que podría ser elemento especulativo, de los propios de una situación que es extraordinaria".

Sobre la decisión de Consumo de llevar a los tribunales a al menos diecisiete aerolíneas por prácticas desleales al no ofrecer el reembolso de vuelos cancelados, Garzón ha asegurado que se ha adoptado tras advertirles por escrito de la omisión de información a los clientes sobre este derecho, "ya que se ha cobrado un servicio que no se ha realizado".

El ministro ha rechazado que se esté poniendo en riesgo el sector por esta medida y ha destacado que se han facilitado líneas de crédito y ertes para evitar la quiebra de las agencias de viajes. Esta situación "no puede ir en perjuicio de los consumidores, la factura no la puede pagar el que no ha disfrutado y se le ha cobrado". EFE.