Quantcast
ÚNETE

Presidenta de los guías turísticos: "Vivimos un parón, pero tenemos futuro"

La presidenta de la Asociación Profesional de Guías Turísticos de Cataluña (APIT), María Paz Alonso, asegura que el sector vive un parón total a causa de la pandemia de COVID-19, pero que tiene futuro, ya que el turismo es un pilar de la economía y, a la larga, volverá.

"Vivimos esta situación con mucha inquietud, pero esperanzados, ya que la gente sabe que el turismo es una parte importantísima del país, digan lo que digan, y que mueve la economía y mueve el mundo", explica Alonso en una entrevista con Efe.

APIT, asociación con más de 30 años de historia y que cuenta con unos 140 asociados en Cataluña, principalmente en Barcelona, ha visto cómo la actividad de sus guías turísticos se paralizó por completo tras la declaración, a mediados de marzo, del estado de alarma por el coronavirus, que ha vaciado el país de turistas.

Esta situación se mantiene a día de hoy y los guías turísticos, que son autónomos, sobreviven como pueden gracias a los ahorros y al subsidio de poco más de 600 euros que cobran muchos de ellos por parte del Gobierno.

"Estamos intentando sobrevivir hasta que esto empiece a moverse", señala Alonso, que lamenta las noticias "a veces contradictorias" que llegan del sector, pero que ve con optimismo el hecho de que a partir de julio España pueda volver a recibir turistas sin necesidad de pasar la cuarentena.

En APIT confían en que los turistas regresen a Cataluña, aunque esta temporada la dan prácticamente por perdida: "Hay una parte de la temporada que se puede dar absoluta y totalmente por perdida.

Todos los barcos que tenían que atracar en Barcelona desde mitad de marzo, justo cuando entramos en cuarentena, están totalmente liquidados, y eso supone más de un tercio de la temporada".

Tampoco han llegado a Cataluña los jubilados de los viajes organizados por el Imserso, ni tampoco los grupos escolares de fin de curso, ni los turistas que reservaron sus vacaciones a través de agencias de viajes...

Los guías acreditados de Cataluña, que trabajan principalmente con turistas de países como Japón, Corea del Sur, Estados Unidos, Canadá, Arabia Saudí, Rusia, Alemania, Reino Unido, Francia, Polonia o Kuwait, creen que difícilmente el turismo nacional podrá compensar la pérdida del visitante internacional, pero miran al futuro con esperanza. "Sí, vivimos un parón, pero eso no quiere decir que no tengamos futuro.

Lo estamos pasando mal y lo vamos a pasar mal, pero no nos hemos ido", afirma María Paz Alonso.

La presidenta de APIT Cataluña cree que lo esencial ahora es implementar las medidas necesarias para que los turistas se sientan seguros "desde que llegan aquí hasta que se van", y en este escenario, afirma, "el guía turístico juega un rol fundamental". EFE.