Quantcast
ÚNETE

UGT pide que las mujeres sean el "centro" de los planes de recuperación

UGT ha pedido este martes que las mujeres "sean el centro de los planes de recuperación", porque, según ha defendido el sindicato, ellas "han estado mucho más expuestas" al contagio del coronavirus en Cantabria, al suponer un 77 % de la plantilla de servicios sanitarios y servicios sociales y más de la mitad de las de los sectores declarados como esenciales en el estado de alarma por la COVID-19.

Así se refleja en un estudio elaborado por UGT, que subraya en una nota de prensa que las mujeres han corrido más riesgo de contagio que los hombres al haber estado en la región "en primera línea" de la lucha contra el coronavirus.

El informe, elaborado por la Secretaría Confederal de la Mujer de UGT, precisa que en Cantabria, según la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de 2020, 20.384 de los 26.338 profesionales de las actividades socio sanitarias son mujeres, a las que habría que añadir otras 4.249 del epígrafe catalogado como de otros servicios (el 70,4% de los 6.035 trabajadores contabilizados), donde se incluyen otras actividades de ámbito de atención social.

A ello, se une, el predominio de mujeres en determinados sectores esenciales, como en el comercio (19.832 trabajadoras de un total de 34.750), que propicia que algo más de la mitad del número total profesionales de los sectores esenciales en la región desde el pasado mes de marzo sean mujeres (62.018 mujeres y 61.998 hombres).

El informe de UGT agrega que en España se habían registrado hasta el pasado 5 de mayo 121.419 casos de contagio de la COVID-19 de mujeres y 94.779 de hombres, aunque las estadísticas por edades confirman que “más de la mitad de las mujeres (61.189) tenían una edad media de entre 20 y 59 años mientras que por el contrario más de la mitad de los casos masculinos se registraban a partir de los 60 años, sobre todo a partir de los 70”.

El sindicato ha argumentado al respecto que “este balance de contagios por edades confirma que la incidencia en las mujeres tiene mucha más relación con la exposición por motivos laborales o de cuidados a personas”.

La Secretaría Confederal de la Mujer de UGT matiza que “las mujeres trabajadoras han estado más expuestas en primera línea” y “también son protagonistas en aquellos sectores económicos con riesgo de mayor destrucción de empleo por esta crisis sanitaria”, por lo que reclama que “las mujeres sean el centro de los planes de recuperación”.

En Cantabria, de los nueve sectores de actividad económica catalogados con riesgo alto o medio de destrucción de empleo como consecuencia de la actual crisis, cinco tienen un claro predominio de mujeres en sus plantillas: el comercio (19.832 por 14.918 hombres), la hostelería (12.201 mujeres y 6.764 hombres), el servicio doméstico (6.709 mujeres y 974 varones), otros servicios (4.249 por 1.786) y las actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento (2.166 mujeres por 1.909 hombres).

En los otros cuatro sectores con mayor incidencia de la crisis sanitaria en el empleo (industria manufacturera, transporte, inmobiliarias e información y comunicaciones) hay predominio de varones en sus plantillas, aunque afectan también a casi 10.000 mujeres trabajadoras cántabras.

Por ello, el sindicato ha insistido en que en todos los planes de recuperación económica “es determinante avanzar en igualdad para una reconstrucción justa y eficiente” y “no sólo en la cantidad del empleo y en la calidad, sino también en el objetivo de reducir las brechas de género”.

La Secretaría Confederal de la Mujer de UGT agrega que el primer efecto de la crisis sanitaria de la COVID-19 es que ha aumentado la brecha de género en las prestaciones por desempleo hasta alcanzar el 18% en España (las mujeres cobran 26,11 euros brutos diarios y los hombres 30,71 euros) y el 20% en Cantabria (las mujeres perciben 24,8 euros diarios brutos y los hombres (31,02 euros).

El sindicato ha puntualizado al respecto que el fuerte impacto de la crisis en el sector servicios “hará crecer esta brecha porque es un sector muy feminizado, más precario y con peores salarios”.

El informe agrega que los últimos datos del Servicio Público de Empleo Estatal correspondientes a los beneficiarios de prestaciones por desempleo ya confirmaban que en Cantabria ya había más mujeres perceptoras de una prestación por desempleo contributiva (6.079 por 5.923 hombres) pero con mucha menor remuneración.

“Además, las mujeres también son mayoría en las prestaciones por desempleo asistenciales (5.692 por 5.126 de los hombres) y, sobre todo, representan más del 60% de todos los desempleados y desempleadas que no llegan a percibir prestación alguna (10.802 mujeres y 7.020 hombres)”, concluye el informe de UGT. EFE.