ÚNETE

Los hoteleros piden medidas flexibles para un escenario flexible

El presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), Jorge Marichal, considera que hay "luz al final del túnel", si bien una vuelta atrás que sería letal para la superviviencia de las empresas, y demanda "medidas flexibles para un escenario flexible".

Los pasos que se den han de ser seguros, señala Marichal en un artículo de opinión, en el que pide que la administración les facilite "ser valientes" para que cada movimiento sea "hacia adelante" y sobre una base sólida. Marichal, que preside también la patronal hotelera de Tenerife (Ashotel), considera que para que esos pasos sean seguros se necesita "flexibilidad" en la adaptación al sector hotelero de los ERTE (expedientes de regulación temporal de empleo).

El presidente de los hoteleros pide que se facilite el tránsito automático de los ERTE por causa de fuerza mayor a expedientes por causas objetivas, o al menos mantener las medidas excepcionales en relación con los procedimientos de suspensión y reducción de jornada por causa económica, técnica, organizativa y de producción.

También demanda que se prolonguen las medidas extraordinarias en materia de cotización en relación con los procedimientos de suspensión de contratos y reducción de jornada por fuerzas mayores relacionadas con la COVID-19.

Marichal también ve preciso conservar las medidas extraordinarias en protección por desempleo y regular de forma flexible la vuelta a la actividad de los trabajadores afectados por una suspensión o reducción de jornada temporal, así como su reincorporación a los expedientes de regulación de empleo en función de las necesidades y actividades productivas.

Otra demanda empresarial es liquidez en un momento en el que los hoteles no tienen ingresos, por lo que piden una carencia de doce meses en las bajas de capital en las cuotas de los créditos, de manera que se paguen solo intereses.

"Esto ocasionaría un enorme alivio en tesorería y liquidez, fundamental para que las empresas no se vean obligadas a ser ejecutadas por impago de principal, sin que esto suponga ninguna carga para las arcas públicas y la consiguiente destrucción de empleos y ruptura de la cadena de pagos", argumenta Marichal.

Estas medidas financieras y laborales se complementarían con las iniciativas para crear corredores sanitarios con países extranjeros, la realización de test masivos en origen, la aplicación de los protocolos sanitarios en las empresas y la generalización de las aplicaciones de trazabilidad.

El sector hotelero "se enfrenta a un escenario flexible" y por tanto necesita "medidas también flexibles" para avanzar con valentía "sobre un suelo estable, sólido", concluye el presidente de la patronal hotelera. EFE.