ÚNETE

COAG pide inspecciones en la fruta para evitar precios por debajo de costes

La organización agraria Coag ha pedido a la Agencia de Información y Control Alimentario (AICA) que controle los contratos en el sector de la fruta extremeña para impedir sus incumplimientos y evitar que los precios estén por debajo de los costes de producción.

El responsable autonómico de Coag Extremadura, Juan Moreno, ha explicado a Efe que la campaña ha arrancado en la región con unos niveles de precios similares a los registrados al año pasado, pese a la modificación de la Ley de la Cadena Agroalimentaria que busca mejorar la rentabilidad en el campo.

Esas expectativas de mejora de las cotizaciones no se han cumplido, lo que según Moreno se debe a que en muchas ocasiones no se cumple lo fijado entre los agricultores y las centrales de fruta. Por este motivo, se ha solicitado a la AICA que controle estas transacciones al inicio de la campaña, y no meses después, donde “se podrán fijar sanciones, pero el problema ya no tiene solución”.

Para Juan Moreno es “vergonzoso” que después de las movilizaciones del campo extremeño y de todo el país de meses atrás y de la modificación de la Ley de la Cadena Agroalimentaria, la situación de precios "ínfimos" continúe.

En la actualidad los precios no cubren los costes de producción, que además han subido este año como consecuencia de la implantación de medidas de seguridad frente al coronavirus, ha afirmado el máximo responsable de Coag Extremadura.

“Ahora, cuando se empieza a recolectar la fruta, es cuando se tienen que llevar a cabo esas inspecciones”, ha incidido Juan Moreno. El máximo responsable de Coag en la comunidad hace extensible esta petición al resto de cultivos en la comunidad (por ejemplo, que también se realicen ahora las inspecciones en el caso del ajo), pues es “clave” en la lucha contra los precios bajos.

Como ha explicado, la normativa exige firmar los contratos con precios superiores a los costes de producción “antes de entregarse el primer kilo de fruta”, pero ante las circunstancias del momento y las exigencias del comprador, el agricultor acaba cediendo, lo que “no puede pasar”. Las previsiones apuntan este año a un 15 por ciento menos de producción de fruta en el país respecto al año pasado, un 10 por ciento inferior en el caso de la comunidad autónoma. EFE.