ÚNETE

La CEOE calcula que la economía caerá hasta un 9% en 2020 por el COVID-19

Un mercado de Madrid. EFE/Chema Moya Un mercado de Madrid. EFE/Chema Moya

La patronal CEOE calcula que el PIB español caerá entre un 5 % y un 9 % en 2020 por el COVID-19, según un estudio publicado este miércoles que contempla diversos escenarios, en los que el paro se incrementaría entre medio millón y 900.000 personas.

Así, en el mejor escenario el PIB caerá un 5 % en el conjunto del año y habrá 560.400 parados más, hasta los 3,8 millones; mientras que en el más adverso, el retroceso del PIB podría situarse alrededor del 9 % y el paro se elevaría en 912.000 personas, hasta casi los 4,2 millones.

Junto a esto, se apunta a un déficit público de entre 80.000 y 120.000 millones de euros, una horquilla del 7,5 % y el 11 % del PIB, en función del comportamiento de la actividad, y a una deuda pública que ascendería hasta el 108 % o el 115 % del PIB.

La CEOE incluye estas estimaciones en un informe especial sobre el impacto de la crisis del COVID-19 en el que reconoce que las "consecuencias son mayores de las inicialmente previstas" y señala varios escenarios según la duración del confinamiento, la efectividad de las medidas adoptadas o el ritmo de recuperación de los distintos sectores.

Así, en el mejor escenario -en el que se estima el final del confinamiento para los primeros días de mayo- el PIB caerá un 5 % en el conjunto del año, se perderán 445.300 ocupados en términos de Encuesta de Población Activa (EPA) y la tasa de paro crecerá del 14,1 % al 16,5 %, con un incremento del paro en 560.400 personas, hasta situarse en 3,8 millones.

En el más adverso de estos escenarios, con una confinamiento más prolongado y una menor efectividad de las medidas adoptadas, la caída del PIB podría situarse alrededor del 9 %. En este caso, el empleo caería un 4 % en media anual, con un descenso de la ocupación de 796.800 personas, y el paro se elevaría en 912.000 personas, hasta casi los 4,2 millones, con una tasa de desempleo del 18 %, explica.

La CEOE también hace un cálculo de cuál habría sido el comportamiento del empleo sin la posibilidad de acogerse a los ERTE en las actuales condiciones: la tasa de paro escalaría al 18,7 % en el mejor escenario y superaría el 20 % en el peor. Y apunta que en el escenario de recuperación más intensa, se podrían haber alcanzado, ya en el mes de diciembre, niveles de actividad próximos al cierre de 2019 y el PIB repuntaría un 5,2 % en 2021.

Junto a esto, se calcula un déficit público de entre 80.000 y 120.000 millones de euros, en una horquilla del 7,5 % y el 11 % del PIB, en función del comportamiento de la actividad, y a una deuda pública que ascendería hasta el 108 % o el 115 % del PIB.

Y ante estos escenarios, la patronal pide más flexibilidad para las empresas, "apoyando a la liquidez y posibilitando la moratoria de impuestos, a semejanza de lo que están haciendo el resto de los países de nuestro entorno".

Además, reclaman que las empresas, cumpliendo los protocolos para salvaguardar la salud en los centros de trabajo, "puedan producir en aquello que consideren que la sociedad demanda, bajo el paraguas del mercado, ya que es el mejor incentivo para que se transformen y adapten a las nuevas necesidades", así como proteger las exportaciones. EFE.