ÚNETE

Empresas de alimentación y farmacia, entre las inmunes a los ERTE por COVID

La crisis del coronavirus deja una factura laboral desoladora en Cataluña, con una caída drástica de los afiliados a la Seguridad Social y más de 600.000 trabajadores inmersos en Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

El tsunami laboral provocado por la COVID-19 golpea por ahora con más fuerza a los sectores más vinculados al turismo, como las aerolíneas, la hostelería o la restauración, y también a la automoción, paralizada por completo, pero la onda expansiva ya llega a todas partes, incluido al sector de la construcción.

Con todo, hay sectores que están resistiendo mejor que otros el embate económico de esta crisis por su carácter estratégico en esta emergencia sanitaria. Este es un repaso de los sectores que, más allá del sanitario, que trabaja desbordado en combatir al virus, parecen 'inmunes' por el momento al contagio laboral del coronavirus.

ALIMENTACIÓN

Las grandes cadenas de distribución, y por extensión la industria alimentaria en general, son de los pocos sectores que funcionan a pleno rendimiento e incluso han hecho nuevas contrataciones en esta crisis sanitaria, ya que el abastecimiento de alimentos es un servicio de primera necesidad.

Cadenas como Mercadona, Lidl, Condis, Bon Preu, Caprabo o Dia se han vuelto imprescindibles estas semanas, e incluso algunas de ellas han habilitado horarios especiales para atender a los colectivos más vulnerables o a los más directamente implicados en la lucha contra la COVID-19, como el personal sanitario.

También sus servicios de compra oline están trabajando a pleno rendimiento, por la avalancha de pedidos por Internet, y algunas de estas cadenas han abonado incluso complementos salariales a los empleados de estos supermercados por el esfuerzo hecho estos días.

El incremento de las ventas y las nuevas medidas implementadas para garantizar la salud y la seguridad de los trabajadores y clientes ha hecho que algunas marcas incluso estén realizando nuevas contrataciones.

Es el caso de Condis, que durante la segunda mitad del mes de marzo, coincidiendo con el decreto del estado de alarma y los primeros días de confinamiento, ya incorporó a cien nuevas personas a su plantilla y ha anunciado que contratará a otros cien nuevos trabajadores en los próximos días.

FARMACÉUTICAS

El sector farmacéutico es otro de los pocos que se mantiene activo y que no se plantea por el momento ningún Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). Los fármacos son productos de primera necesidad y por ello las plantas catalanas continúan activas, y lo mismo sucede con la red de farmacias y con los distribuidores farmacéuticos.

En la misma línea, también se mantiene la producción de hemoderivados, claves para las personas con enfermedades raras.

QUÍMICAS

El sector químico catalán es otro de los que, por el momento, se está viendo menos afectado en comparación a otros, dado que también se considera esencial la producción de este tipo de productos.

Y es que la industria química produce la materia prima usada para fabricar muchos productos, desde los materiales que se usan para hacer colchones hasta los utilizados en el embalaje alimentario, por poner algunos ejemplos.

De ahí que industrias como Covestro, la antigua Bayer Material Science, o Ercros continúen produciendo ácido clorhídrico o el cloro, entre otros. Y es que los productos biocidas, como el cloro, la lejía o el agua oxigenada, se usan para desinfectar, mientras que hay otros esenciales para la higiene o la alimentación, como la sosa cáustica, el ácido clorhídrico o el formaldehído.

EMPRESAS ENERGÉTICAS Y DE SERVICIOS

El sector energético es otro de los considerados esenciales en esta crisis, y por ello tampoco se está viendo afectado por el momento por ERE temporales, dado que el suministro de agua, luz o gas, así como las conexiones a Internet, son básicas con millones de personas confinadas en sus hogares y los hospitales desbordados.

Las energéticas mantienen operativas sus plantas y también están en sus puestos de trabajo, con precauciones sanitarias máximas, el personal que opera infraestructuras críticas, como aquellos que atienden los centros de dispatching de gas y electricidad, o los relacionados con las urgencias.

BANCOS

El sector bancario también se salva de momento de la quema laboral. Aunque los bancos cancelan estos días el pago de dividendos, siguiendo las recomendaciones del Banco Central Europeo, los empleados de los bancos siguen operativos.

Las oficinas atienden servicios de estricta urgencia, pero toda la maquinaria de los bancos, entre ellos los empleados de sus servicios centrales, sigue operativa, y es que los bancos tienen la misión ahora de hacer llegar la liquidez ofrecida por las diferentes administraciones a empresas de todo tipo.

COMERCIO ONLINE

Las principales plataformas de comercio online, entre las que destaca Amazon, siguen operando, y estos días se multiplican las peticiones al centro ubicado en El Prat de Llobregat (Barcelona), que sigue repartiendo pedidos gracias a labor de diversas empresas de reparto.

El comercio online, por tanto, se ha vuelto una rendija en este confinamiento que los ciudadanos aprovechan para pedir productos que quizá no son de primera necesidad, pero que les permiten sobrellevar mejor el confinamiento, como bicicletas estáticas, esterillas o cortadoras de pelo, por poner algunos ejemplos variopintos.

SEGUROS

El sector de los seguros tampoco se está viendo afectado de momento por expedientes temporales de empleo, dado que también se considera clave, y las compañías de seguros siguen atendiendo emergencias en el hogar.

Algunas compañías explican a Efe que para minimizar las visitas a domicilio se están usando métodos de "videoperitaje", de forma que se trata de ayudar al afectado a resolver la avería a distancia y, si no es posible ofrecer una solución, se desplaza un operario.

Asimismo, fuentes de la aseguradora Zurich han explicado a Efe que durante este confinamiento se han puesto a disposición de sus empleados medidas extra como un teléfono de salud emocional, dos horas semanales de clases de inglés para sus hijos e incluso una aplicación sobre atención médica.

LA INDUSTRIA, RECONVERTIDA PARA LA CRISIS

A pesar de que los ERTE han golpeado con fuerza a la industria catalana y ha obligado a muchas empresas a paralizar su producción, una parte de la industria catalana se ha volcado en la crisis sanitaria y ha reconvertido sus instalaciones, dando una formación específica a sus trabajadores para producir material sanitario necesario para atajar la pandemia.

El caso más paradigmático es el de Seat, la principal fábrica de coches de España, que ha adecuado una de sus líneas de producción para fabricar un respirador de emergencia destinado a hospitales y de los que prevé suministrar hasta 300 al día.

Otras compañías del ámbito de la automoción y de otros sectores de la industria, utilizando técnicas como la 3D, se han puesto también manos a la obra para fabricar en especial mascarillas, guantes y geles desinfectantes.

TRANSPORTE PÚBLICO

Aunque los principales medios de transporte están funcionando prácticamente en servicios mínimos y son ya una minoría los ciudadanos que los usan a diario, el transporte público todavía continúa activo en Cataluña, como es el caso del metro y los autobuses de Barcelona, de la red de Cercanías de Renfe o los Ferrocarriles de la Generalitat.

PUERTO DE BARCELONA Y LOGÍSTICA

El Puerto de Barcelona es otra infraestructura estratégica en esta crisis y la comunidad que trabaja allí, desde estibadores a transportistas, prácticos, remolcadores, consignatarios o agentes de aduanas, tampoco se han paralizado, dado que deben continuar garantizando suministros básicos a empresas clave y a la ciudadanía.

También una parte de la logística sigue activa, puesto que es necesario que la cadena de suministros para industrias clave no se rompa.

SECTOR PÚBLICO

Los funcionarios están a salvo de despidos y tampoco han llegado por el momento los recortes salariales al sector público. Además de policías y personal sanitario, claves en el combate contra la COVID-19, miles de funcionarios siguen en activo diariamente para dar respuesta a servicios básicos ahora, como gestionar la tramitación de ERTE, para facilitar el cobro del desempleo, de ayudas públicas o para hacer realidad una campaña de la Renta que este año será totalmente telemática.

Son miles además los maestros y profesores públicos que, desde sus domicilios y libres de recortes, de momento, hacen esfuerzos para trasladar las clases al mundo virtual y hacer seguimiento de sus alumnos.

ESTANQUEROS Y QUIOSQUEROS

Otro caso anecdótico, pero no menos importante, es el de los estancos y los quioscos de prensa, que también continúan abiertos para resolver otras necesidades de la población. Y también están activas, en esta línea, las fábricas que producen pasta de papel, como las de la papelera catalana Miquel y Costas, que sigue produciendo papel de tabaco. EFE.