Quantcast
ÚNETE

El Consejo de Economistas prevé una contracción económica del 4% este año

En la imagen, una moneda española de un euro. EFE/Martin Gerten En la imagen, una moneda española de un euro. EFE/Martin Gerten

El Consejo General de Economistas (CGE) calcula que la economía española se contraerá alrededor de un 4 % este año, una previsión sujeta a una elevada incertidumbre y basada en que la actividad económica se reanude en mayo.

En su observatorio financiero remitido este jueves, el Consejo de Economistas explica que espera que la economía crezca entre un 0,1 % y un 0,2 % en el primer trimestre impulsada por la inercia de 2019, de manera que el impacto de la pandemia de coronavirus se concentrará en el segundo y tercer trimestre.

En cualquier caso, el cálculo del impacto de esta epidemia dependerá de la duración de la crisis sanitaria y de la fecha de recuperación de la actividad, que en su escenario central se producirá en mayo.

El empleo ya se ha visto afectado, como reflejan los datos de paro registrado de marzo, una destrucción de puestos de trabajo que "se agudizará en los próximos meses" a pesar de las medidas adoptadas por el Gobierno.

El Consejo considera importante mantener controlada la prima de riesgo, ya que el aumento de déficit y deuda derivado de esta crisis sanitaria exigirá que el país se siga financiando a tipos muy bajos.

La AIReF calcula que la economía se contraerá un 0,9% en el segundo trimestre

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) calcula que la economía española se contraerá un 0,9 % en el segundo trimestre en comparación con el primero por el impacto de la epidemia de coronavirus.

La AIReF ha actualizado este martes su herramienta de previsión del PIB en tiempo real, el MIPred, con los datos de afiliación a la Seguridad Social de marzo, que ya incluyen el impacto de la epidemia, y que suponen un "cambio drástico" de las previsiones.

Así, con los datos disponibles, la AIReF estima que la economía crecerá un 0,04 % intertrimestral en el primer trimestre y caerá un 0,9 % en el segundo, cuando hasta ahora esperaba un repunte del PIB del 0,47 % en cada uno de los trimestres.

El modelo volverá a actualizarse mañana con la información de producción industrial de febrero y el índice PMI de servicios de Markit de marzo y, además, la AIReF publicará las previsiones integradas del cuadro macroeconómico conforme al MIPred.

La AIReF ha recordado que su modelo de predicción en tiempo real actualiza la estimación de evolución de la economía a medida que incorpora los datos, por lo que no refleja acontecimientos excepcionales como la epidemia de coronavirus hasta que no cuenta con los indicadores del periodo.

FUNCAS prevé pérdida de 750.000 empleos en abril, como cálculo conservador

La fundación de cajas de ahorros FUNCAS prevé una pérdida de 750.000 afiliados a la Seguridad Social en abril y avisa de que se trata de un cálculo conservador, suponiendo una pérdida diaria de unos 15.000 afiliados.

En un comunicado, FUNCAS hace esta estimación que dice se sitúa con una bajada de la afiliación media muy inferior a la pérdida diaria media sucedida en la segunda mitad de marzo y advierte de que la pérdida de empleo al final de abril sería de 1,2 millones de trabajadores.

Por otra parte, el director de Coyuntura y Economía Internacional de Funcas, Raymond Torres, ha señalado la conveniencia de aplicar expedientes de regulacion temporal de empleo (ERTE) en las empresas ya que la experiencia internacional muestra la importancia de facilitar la suspensión temporal de la relación de empleo, de modo a contener los recortes de plantilla y el aumento del desempleo.

Recuerda que durante la crisis financiera de 2008, países como Alemania y Francia recurrieron a diversos dispositivos de reducción de jornada, paro parcial o interrupción temporal de actividad, con el objetivo de mantener la relación contractual entre las empresas y sus trabajadores y fruto de ello se destruyó comparativamente menos empleo que en otros países.

Alemania reaccionó con celeridad elevando su programa de reparto del trabajo hasta cerca de 750.000 personas en febrero de 2009 y esta medida ayuda a explicar que la tasa de paro apenas se incrementara durante ese año.

Francia reaccionó más tarde y de manera menos contundente y su tasa de paro se incrementó en 1,5 puntos. También señala que Italia registró un resultado similar, gracias a la movilización de un propio dispositivo similar al ERTE que acogió al equivalente de 400.000 personas.

"Mientras tanto, la tasa de paro se incrementaba en cerca de 2 puntos en el conjunto de la Eurozona y 4 puntos en España", señala Funcas que incide en que además de la celeridad con que se deben poner en marcha estos dispositivos "es crucial que tengan una amplia cobertura". EFE.