ÚNETE

El taxi se queda sin pasajeros y exige medidas urgentes para salvar al sector

Los taxistas se han quedado sin pasajeros tras la paralización de la actividad económica, e insisten en reclamar al Gobierno medidas urgentes en materia fiscal y social para hacer frente a esta crisis, así como la entrega inmediata de mascarillas y otros elementos de protección.

La solicitud de servicios de taxis por aplicaciones o emisoras es ahora una décima parte de la habitual, descontando los traslados que se están realizando gratis, voluntaria y solidariamente para sanitarios y otro personal esencial, ha señalado este martes la patronal Fedetaxi en un comunicado.

Algunas ciudades han tomado ya medidas para reducir la oferta de taxis como, por ejemplo, Sevilla donde sólo puede trabajar diariamente un 25 % de la flota, Barcelona un 20 %, Madrid hasta un máximo de un 50 % o Málaga un 20 %, y así cientos de municipios españoles.

En consecuencia, la actividad económica y la facturación de los taxistas están a día de hoy sólo en torno a un 10 o un 15 % de las cifras normales, ha indicado la patronal.

La tesorería de los autónomos titulares de las 63.917 licencias de taxi está "en mínimos", con facturaciones pendientes de cobro y con un acceso a la financiación muy complejo para la gran mayoría, según Fedetaxi, que reclama al Gobierno que actúe de forma inmediata con medidas prácticas que permitan al sector "sostenerse en pie" mientras espera la vuelta a la normalidad.

Ademas, los pocos profesionales que están en la calle se encuentran precariamente desprovistos de mascarillas y otros medios de reducción del riesgo de contagio de Covid-19.

Por ello, reclama que los autónomos y asalariados del taxi sean considerado de atención especial en materia de protección sanitaria para dotarles de mascarillas, EPI's y demás material de desinfección de los vehículos de forma urgente, y que sean clasificados como prioritarios a la hora de realizar las pruebas de detección de la Covid-19.

Asimismo ha pedido que se cancele la obligación de pago de la cuota al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social; que se reconozca, con carácter universal, a todos los taxistas la nueva prestación extraordinaria por cese de actividad para los autónomos, o que se aplique sobre el IVA e IRPF del Régimen de Estimación Objetiva (módulos) una rebaja del 50 %.