LA ZURDA

Cerca del 90% de pymes y autónomos sufren ya los efectos económicos del COVID-19

Cerca del 90 % de las pymes y de los autónomos de Cataluña sufre algún tipo de afectación como consecuencia de la crisis sanitaria, en especial, caída de ventas o anulación de reservas y falta de materiales y componentes, lo que ha provocado ya un descenso de ingresos total del 75 %.

Este es el dibujo del escenario actual que ha hecho la patronal Pimec, tras realizar una encuesta que alerta también que un 33,4 % registra un aumento de las bajas laborales. El informe del Observatorio de Pimec señala que el 89,8 % del tejido empresarial catalán padece una contracción de las ventas o anulación de las reservas, que en más del 74,4 % de los casos es de más de un 20 %.

En un comunicado, añade que el 53,2 % vive un estrangulamiento de las provisiones de materiales y componentes, y que un 38,1 % ve ya peligro de ruptura de stocks. Como consecuencia de todo ello, un 75 % asegura estar experimentando tensiones de tesorería, un 51,9 % ha cerrado un establecimiento y un 55,6 % ha previsto realizar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), mientras que un 33,4 % padece un aumento de bajas laborales.

El confinamiento de la población ha elevado hasta el 60,9 % la implementación del teletrabajo en este sector de pymes y autónomos, mientras que un 47,7 % de las empresas han modificado turnos de trabajo o vacaciones. El informe revela que el volumen diario de ingresos de explotación que se generan es de 1.700 millones de euros, el 25 % de lo que se crearía en una situación normal, por lo que la bajada de ingresos es de un 75 %.

Si el confinamiento dura cuatro semanas, los ingresos que se dejarían de generar llegarían a los 46.800 millones de euros. La encuesta, la segunda que realiza Pimec para evaluar los daños del coronavirus en el tejido productivo, se llevó a cabo entre el 20 y el 23 de marzo con una muestra de 2.067 respuestas entre las pymes y los autónomos.

Ante estos datos, Pimec ha vuelto a insistir en la urgencia de aprobar medidas para garantizar la supervivencia del tejido de pymes y autónomos, como la suspensión de las liquidaciones fiscales y de las cuotas de la Seguridad Social. EFE.