LA ZURDA

La previsión de precios estables para el alquiler, pendiente del coronavirus

La previsión de precios estables para las viviendas en alquiler en el primer trimestre de este año, en torno a 9 euros por metro cuadrado de media en España según un estudio de Solvia Market, ha quedado a expensas de la paralización de la economía por la pandemia del coronavirus.

El informe difundido este miércoles indica que el precio de los alquileres presentó una tasa de subida anual del 2,4 % en 2019 y añade que a lo largo de este año se verá una estabilización en torno a los niveles actuales. Sin embargo, la paralización de la economía en España por la epidemia del coronavirus puede dar al traste con las previsiones efectuadas por el citado estudio.

España sigue siendo un país de compradores, subraya el estudio, si bien apostilla que existe un perfil de personas de entre 35 y 40 años que no puede acceder a una hipoteca al no tener la capacidad de ahorro suficiente para hacer frente a la entrada. A cierre de 2019 la rentabilidad media del alquiler se situó en torno al 7 %, un punto porcentual más de lo que se registró en 2018 (6 %), aunque "varía significativamente" dependiendo de la provincia.

Barcelona fue la provincia donde más costó acceder al alquiler (14,9 euros al mes por metro cuadrado), seguida por Madrid (14,7 euros al mes) y Vizcaya (13,5 euros al mes). En relación con la demanda del alquiler y según detalla el informe, el ritmo de cierre de operaciones se mantuvo en plazos muy positivos durante 2019, con 500.000 contratos firmados.

La demanda continuó siendo "muy elevada, a pesar de que el mercado no puede absorber mayores subidas en las rentas". Sin embargo, los datos muestran que hay provincias donde los precios aún tienen recorrido como es el caso de Lleida (12 %), Huesca (11 %) o Soria (7 %).

El estudio de Solvia revela que, en el cuarto trimestre de 2019, se tardó una media de seis meses en vender una vivienda. El cálculo podría aumentar para el primer trimestre de 2020, por los efectos de la pandemia. Madrid, Álava, Málaga y Barcelona fueron las provincias en las que se cerraron con mayor celeridad las operaciones inmobiliarias, entre dos y tres meses. Por el contrario, provincias como Orense, Santander y León arrojaron una media de doce meses para cerrar una operación inmobiliaria de viviendas. EFE.