LA ZURDA

El sindicato UGT pide al Gobierno "presión" frente al eje franco-alemán de Airbus

Trabajadores de Airbus participan en un paro en la fábrica de Airbus en Getafe, Madrid, este pasado viernes. Sindicatos han convocado concentraciones en las factorías de Airbus de toda España para protestar por el plan de ajuste anunciado por la compañía, que prevé 630 despidos en el país. EFE/ Víctor Lerena Trabajadores de Airbus participan en un paro en la fábrica de Airbus en Getafe, Madrid, este pasado viernes. Sindicatos han convocado concentraciones en las factorías de Airbus de toda España para protestar por el plan de ajuste anunciado por la compañía, que prevé 630 despidos en el país. EFE/ Víctor Lerena

Los responsables estatal y andaluz del sector aeronáutico de UGT han pedido al Gobierno central "presión" para defender esta industria en España, cuya supervivencia creen amenazada por el ajuste anunciado en Airbus Defensa, del que culpan al eje franco-alemán que, su opinión, controla el consorcio europeo.

Antonio Vázquez, responsable estatal de la federación de Industria de UGT, y Manuel Jiménez, dirigente de la federación de Industria de UGT Andalucía, han presidido este lunes en Sevilla una asamblea de delegados para "calentar motores" ante las movilizaciones que van a convocar contra el ajuste de 630 empleos en España, anunciado en Airbus Defensa, que cuenta con ocho factorías españolas.

Ambos sindicalistas han advertido de que España, socio fundacional de Airbus y que tiene un 4 % de su capital, ha perdido poder en este consorcio, en favor de Francia y Alemania, que suman un 7 %, cada una, y que acaparan el aumento de la carga de trabajo civil, en detrimento de la de defensa, mayoritaria en España.

Jiménez ha criticado a los ejecutivos de Airbus, a quienes ha responsabilizado de las pérdidas de 3.600 millones de euros imputados el pasado ejercicio por sus decisiones "corruptas o rozando la corrupción" y que, con sólo un 1 % del accionariado, adoptan "decisiones políticas en favor de Francia y de Alemania, y en detrimento de España".

Vázquez ha pedido "firmeza" al Gobierno para reivindicar su condición de "socio principal" de Airbus y que defienda el sector aeronáutico español "por encima de los intereses de la multinacional" aeroespacial.

Ambos dirigentes han apoyado "rotundamente" la elección por el Gobierno central de Indra como coordinador español en el sistema de defensa aéreo europeo (FCAS), en detrimento de Airbus, y han recordado que Francia tampoco ha elegido al consorcio europeo, sino a la gala Dassault.

"Defendemos que sea Indra la que lidere este proyecto", ha resaltado Jiménez, quien ha criticado la postura "humillante" hacia el Gobierno español de directivos de Airbus, que han criticado esta elección, "con la prepotencia que se gastan las multinacionales".

Ha recordado que en los últimos cinco años UGT ha denunciado el "desmantelamiento" del sector aeroespacial español, en especial el andaluz, y ha denunciado que, frente a sus petición de más encargos civiles, "nos estamos viendo marginados por Airbus, no sólo en carga de trabajo, sino en la toma de decisiones" y con pérdida de españoles en la dirección del consorcio aeronáutico europeo.

"Todo el volumen de empleo y de proyectos se lo llevan Francia y Alemania, y eso tiene que revertirse", ha apostillado.

En su opinión, "lo preocupante" no serán las bajas de Airbus, que afectarán a empleados de mayor edad, que saldrán con "buenas condiciones" laborales, sino los casi dos mil empleos que se perderán en la industria auxiliar, "que están dejando morir", en beneficio de Alemania y de Francia.

Han recordado que la falta de carga de trabajo de la división de defensa de Airbus y la paralización del Boeing 737 Max, para el que trabajan factorías de Cádiz y de Sevilla, ya han supuesto la pérdida de unos quinientos empleos en la industria auxiliar andaluza, cuyo futuro peligra tras las 630 bajas anunciadas. EFE.