LA ZURDA

El comité de Alcoa enviará hoy sus alegaciones al estatuto

El comité de Alcoa enviará hoy sus alegaciones al estatuto / EFE. El comité de Alcoa enviará hoy sus alegaciones al estatuto / EFE.

El presidente del comité de empresa de la factoría que la multinacional Alcoa tiene en A Mariña, José Antonio Zan, ha informado de que este órgano de representación de los trabajadores le remitirá este lunes al Gobierno central sus alegaciones al estatuto de los consumidores electrointensivos, con medidas para abaratar el precio de la energía eléctrica.

De hecho, en la reunión que hoy mantendrán los miembros del comité de empresa con el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y el conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, ambos recibirán información, precisó José Antonio Zan, de "por dónde van esas alegaciones".

En todo caso, precisó que sus reclamaciones son "prácticamente las mismas" que planteó el comité de empresa "hace un año".

Fundamentalmente, señaló en declaraciones a EFE, el comité le pide al Gobierno de España que establezca las ayudas para compensar las emisiones indirectas de CO2 "al máximo permitido por la Unión Europea" y "de forma fija cada año", para dar estabilidad a los costes de producción de las empresas electrointensivas.

José Antonio Zan recordó que "estamos hablando de un impuesto que se recauda a través de las grandes empresas por emisión de gases de efecto invernadero" y "cada año ese impuesto sube".

De hecho, afirmó que las "ayudas a la ininterrumpibilidad podrían ser gratis" para el Gobierno de España solo "con lo que ha subido ese impuesto entre los años 2018 y 2019", porque la recaudación pasó "de algo más de 1.200 a 1.600 millones de euros".

Desde su punto de vista, esa demanda del comité de empresa "es lo básico", porque sino "nadie se va a fiar de este Gobierno".

Por otra parte, también le piden al Ejecutivo que la industria "hiperelectrointensiva" no sea "discriminada" en cuanto a las primas por los acuerdos con las empresas productoras de energía renovables, porque en este momento solo pueden beneficiarse "del 0,5%", mientras que otros consumidores llegan "por encima del 2%".

La idea, comentó, es que esas medidas permitan abaratar el precio de la energía hasta "los 40 euros por megawatio", que sin ser la solución deseada, sí supondría un respiro para la planta de Alcoa en A Mariña.

"Prefiero que nos pongan la soga al cuello y seguir respirando, a que nos pongan la soga al cuello y nos abran el patíbulo", zanjó. EFE.