LA ZURDA

El sindicato CCOO: "Las mejoras salariales deben alcanzar a toda la población cubierta por la negociación colectiva"

  • Escrito por CCOO
  • Publicado en Economía

La variación interanual del IPC crece tres décimas hasta el 1,1% en enero impulsada por la subida de los precios de la electricidad, alimentos y bebidas alcohólicas frente a los descensos registrados en 2019. En enero, la tasa de variación mensual del IPC general es del -1,0%, que se explica por el descenso mensual de vestido y calzado por efecto de las rebajas de invierno, la rebaja de los paquetes turísticos, y compensado por el repunte del precio de la electricidad. La inflación subyacente –sin energía ni alimentos frescos– se mantiene en el 1% anual.

Esta subida interanual de los precios (1,1%) está en línea con la subida de las pensiones (1%) y por debajo de la subida de los salarios (2%), que previsiblemente volverán a recuperar poder adquisitivo este año. La subida media pactada en convenio para 2020 hasta enero supera la inflación interanual en 9 décimas, lo que permite consolidar la recuperación del poder adquisitivo perdido en años anteriores y revertir la devaluación salarial, que había seguido operando incluso en la fase de crecimiento debido al diseño de las reformas laborales, profundamente desequilibrado a favor de los intereses empresariales. Pero la mejora salarial pactada no llega a toda la población cubierta por la negociación colectiva, ya que todavía hay una mayoría de trabajadores del sector privado cuya subida salarial media en convenio es inferior a la recomendada por el IV AENC: en 2020 el 9% de la población cubierta tiene pactados convenios cuya subida no llega al 1%; el 49% tiene convenios con subidas entre el 1% y el 2%; y solo el 42% tiene pactada una subida salarial superior al 2%. Hay que seguir trabajando desde la negociación colectiva para que la prosperidad de las empresas llegue de forma significativa a todos los trabajadores y trabajadoras.

Las subidas salariales no se están traduciendo en subidas de precios, ya que las empresas tienen capacidad de absorberlas por unos márgenes empresariales inflados tras la profunda devaluación salarial sufrida entre 2008 y 2017 (-10,8% real según el Índice de Precios del Trabajo). Urge derogar la reforma laboral y mandar el mensaje a la población de que se pone fin al ajuste laboral que ha soportado, lo que despejará dudas e incertidumbres en las decisiones de consumo y ahorro.