LA ZURDA

El sindicato CCOO denuncia el desajuste entre la cualificación y las oportunidades de empleo

Hay personas en desempleo que cuentan con formación profesional superior relacionada con los sectores calificados como de media y alta tecnología (Química, Fabricación Mecánica, Electricidad y Electrónica, Informática y Comunicaciones e Imagen y Sonido). Su inserción en el mercado de trabajo se realiza en un porcentaje importante en las ocupaciones que más empleo están creando: ‘camareros asalariados’, ‘vendedores en tiendas y almacenes’, ‘personal de limpieza’, o ‘peones de industria’.

Según el análisis realizado por CCOO en un informe sobre Digitalización, empleo y formación, también en la FP de Informática y Comunicaciones se produce esta frustración de expectativas e incoherencia entre la cualificación y las oportunidades de empleo del actual modelo productivo. Un porcentaje importante de personas con títulos de FP superior en este ámbito se ocupan como ‘camareros asalariados’ o ‘peones de la industria’.

Este hecho no es consecuencia de que no exista demanda de trabajo suficiente; como indica Lola Santillana, secretaria de Empleo y Cualificación profesional de CCOO, “hay demandantes de empleo con titulaciones relacionadas con los sectores de hostelería y comercio”.

El número de personas tituladas en FP superior, en actividades relacionadas con los sectores de media y alta tecnología, es mayor que el número de empleos disponibles. Es decir, el sistema de formación produce más personas cualificadas de las que es capaz de absorber el sistema productivo.

Santillana señala que en los informes del SEPE sobre la situación en el mercado de trabajo puede verse en qué ocupaciones se insertan las personas que cuentan con alguna de las titulaciones analizadas. En la siguiente tabla se recoge el número de ellas que trabajan en ocupaciones de su ámbito de cualificación y las que tienen contrato en los dos sectores que más empleo están creando en términos absolutos (Hostelería y Comercio). Solo los títulos de la familia de Imagen y Sonido superan el 30% de inserción en ocupaciones relacionadas con su ámbito de cualificación; en todos los casos más del 85% realizan actividades en muchas otras ocupaciones. Y en la mayor parte de los casos un porcentaje significativo (salvo en fabricación mecánica) se ocupa como camareros/as o vendedores/as (si hubiéramos añadido las ocupaciones elementales este porcentaje sería mucho mayor). Es significativa la inserción en los títulos de Informática y Comunicaciones, por debajo del 15%. Es probable que el empleo disponible se ocupe por parte de los niveles universitarios.

En definitiva, tanto el análisis de las ocupaciones en que se insertan las personas que cuentan con alguno de los títulos analizados, como los datos sobre personas desempleadas y contratos, apuntan a que el empleo que se está creando es insuficiente para integrarlas en los niveles de cualificación y área de conocimiento que por su formación les correspondería. “Vistos los currículos, por otra parte, apunta Lola Santillana, nos atrevemos a decir que cuentan con una base de formación sobre la que no parece difícil añadir competencias más específicas o transversales”.