Quantcast
ÚNETE

El coste de las empresas por empleado sube el 2,2% en el tercer trimestre

El coste laboral de las empresas creció el 2,2 % en el tercer trimestre respecto al mismo periodo de 2018, hasta 2.553,62 euros por trabajador y mes, con lo que este indicador acumula más de dos años al alza.

Los costes laborales llevan creciendo por encima del 2 % desde que comenzó el año, debido a la subida de los costes salariales y de las cotizaciones sociales derivadas del alza del 22,3 % del salario mínimo y de las bases de cotización desde el 1 de enero de 2019.

Según la encuesta trimestral del coste laboral (ETCL) que publica este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE), el coste salarial aumentó el 1,9 %, con una ganancia media por trabajador de 1.876,95 euros brutos mensuales.

En cuanto a los otros costes, entre los que se encuentran las cotizaciones a la Seguridad Social, se incrementaron un 3 %, hasta 676,67 euros.

Las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social crecieron un 3,8 %, hasta 626,87 euros por trabajador, en tanto que las percepciones no salariales disminuyeron un 5,8 % por las menores indemnizaciones por despido y prestaciones sociales directas.

El coste laboral por hora efectiva subió un 2,4 %, como consecuencia del menor número de horas trabajadas.

De acuerdo con la encuesta, en el tercer trimestre había 104.182 vacantes de empleo en España -casi nueve de cada diez en el sector servicios-, dado que el 93,1 % de las empresas afirmaba que "no necesitaba ningún trabajador más".

La jornada semanal media pactada, considerando conjuntamente tiempo completo y tiempo parcial, fue de 34,8 horas en el tercer trimestre, de las que se pierden 7,1 horas a la semana, la mayoría (5,5 horas) por vacaciones y fiestas disfrutadas.

Por sectores económicos, los servicios registraron el mayor aumento (2,4 %) del coste laboral, por el crecimiento de salarios y cotizaciones, mientras que en la construcción y la industria se incrementaron el 2 y el 1,4 %, respectivamente.

Por secciones de actividad, los mayores crecimientos del coste laboral se dieron principalmente en las actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento; las industrias extractivas; las actividades inmobiliarias; y la educación, en tanto que sólo disminuyó en las actividades financieras y de seguros.

El coste laboral en País Vasco supera en más de 500 euros la media nacional, mientras que en Extremadura es inferior a la media en más de 450 euros.

En todas las autonomías subió el coste laboral en el tercer trimestre, si bien los mayores crecimientos se produjeron en Aragón (3,4 %) y Cataluña (3,1 %), mientras que los menores aumentos se dieron en Andalucía (0,7 %) y Castilla y León (0,8 %).