Quantcast
ÚNETE

La UGT propone al PSOE reservas para VPO y ve "escaso" el 30% de Barcelona

La Secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, Mari Carmen Barrera / EFE / ARCHIVO La Secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, Mari Carmen Barrera / EFE / ARCHIVO

La secretaria de Políticas Sociales de la UGT, Mari Carmen Barrera, ha aplaudido hoy que el Ayuntamiento de Barcelona obligue a los promotores a reservar el 30 % de obra nueva a vivienda social, aunque lo considera insuficiente, y ha abogado por implementarlo en todo el Estado.

En declaraciones a Efe en el Congreso de los Diputados, Barrera ha precisado que reservar el 30 % para vivienda social en la obra nueva y en las grandes rehabilitaciones, que entrará en vigor en Barcelona tras el verano, es "escaso", por lo que ha subrayado que en sus propuestas irán "mucho más allá".

La dirigente de la UGT se reúne hoy en el Congreso con diputados del PSOE, Ciudadanos y ERC para exponer sus iniciativas para "una verdadera política de vivienda social, íntegra", y no solo "que se guarden cuotas de la vivienda libre", como hará Barcelona, y que ya se aplica en París y es pionera en España.

"Realmente ahora mismo no resuelve el problema que se construyan viviendas para la ciudadanía en general y que solamente de lado o con una pequeña porción se tengan en cuenta los problemas de los más desfavorecidos", ha dicho Barrera antes de reunirse con la portavoz socialista en la Comisión de Fomento, Mar Rominguera, y con la secretaria de vivienda de la ejecutiva del PSOE, Beatriz Corredor.

Barrera apoya una modificación de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) que eleve de nuevo a cinco años el plazo para el contrato de alquiler que ahora está en tres años. También quiere que en la LAU "se recuperen los alquileres sociales, que hoy por hoy no vienen reconocidos", mientras que no cree que hagan falta más desgravaciones fiscales, "la única medida que el PP puso en marcha como beneficio a arrendatarios y arrendadores".

"Proponemos una batería de propuestas más amplia para incorporar a la ley, porque bonificar solo a través de la fiscalidad para nosotros no es aceptable", ha dicho Barrera. La UGT prefiere "una verdadera política social de vivienda, que contemplaría otra serie de parámetros y que irían dirigidas a colectivos desfavorecidos, como jóvenes y mujeres, y a actuar en áreas con pobreza y exclusión social".

También pide Barrera al Ministerio de Fomento que haga un nuevo Plan de Vivienda, ya que el que se comienza a ejecutar este mes y que fue elaborado por el Gobierno anterior no alude a la vivienda protegida. La dirigente de UGT insta a aumentar al 1,5 % del PIB la inversión pública en vivienda y propone crear parques públicos de alquiler social en comunidades autónomas y entes locales.

También pedirá Barrera a los diputados de los diferentes grupos que se reactiven los consejos y órganos de participación institucional sobre política de vivienda que llevan años sin convocarse.