HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Eric García: “No tenemos un Messi, nuestra fuerza es el equipo”


(Tiempo de lectura: 5 - 9 minutos)

Con apenas 21 años ya conoce la cara más dura del fútbol, la crítica despiadada a un futbolista que lo gestiona con un trabajo psicológico imprescindible.

También la buena, indiscutible para el seleccionador Luis Enrique, a horas de poder debutar en un Mundial reivindicando las opciones de España: “No tenemos un Messi, nuestra fuerza es el equipo”.

Eric García cruza los brazos y adopta una posición defensiva cuando se le habla de la crítica, feroz en su caso. En muchas ocasiones olvidando que, aunque no lo parezca, es un chaval de 21 años. Creció con Pep Guardiola, convive con Xavi Hernández y aprende de Luis Enrique.

“Soy un enfermo del fútbol”, reconoce en una entrevista con EFE, en la que dice sueña con llegar a ser como Gerard Piqué y se “enorgullece” de ver a Pedri y Gavi brillar ante quien se les ponga delante. “Podemos soñar”.

Pregunta: Si me preguntan la edad de Eric García, me costaría decir 21 años...

Respuesta: La verdad es que lo que llevo viviendo estos años es lo que sueñas desde pequeño. Pensaba que ojalá pudiese conseguir lo que de momento estoy consiguiendo, estando presente, luego ojalá que podamos ganar que es para lo que trabajamos.

R: Hasta hay gente en esta selección que ya le hace ‘mayor’, que se han saltado muchos pasos de golpe.

R: Eso habla bien del fútbol a nivel general en España, de las canteras, del trabajo en la selección que se hace en la sub'17 o sub'19, y de la confianza del míster que selecciona a los jugadores que ve oportunos.

P: Hay dos que están brillando por encima del resto a los que conoce bien, Pedri y Gavi, con una forma de competir impropia de su edad

R: Tienen esa personalidad, ese quehacer en el campo que les convierte en únicos a los dos, siendo diferentes se complementan muy bien. Tengo la suerte de verlos a diario en el Barça y en un Mundial, en el mejor escenario contra los mejores jugadores del momento. Como amigo me enorgullece verlos.

P: Pedri se asemeja a Iniesta en gestos y aunque Gavi poco tiene que ver con Xavi, ¿pueden ser esa nueva pareja que de tanto al fútbol español como dieron Andrés y Xavi?

R: Van por el buen camino, sin duda. Son realmente muy jóvenes y tienen un techo muy alto, con margen de mejora pero jugando ya al nivel que están haciendo, muestran lo que podemos esperar de ellos.

P: Cuando se inició el Mundial nadie situaba a España en el escalafón de favoritas con Brasil, Francia o Argentina. ¿Nos hemos ganado estar entre ellas?

R: Nuestro objetivo era venir con una idea de juego muy clara, confiamos en ella a muerte. Sabemos que si jugamos de nuestra manera tenemos una posibilidad muy alta de ganar. Nuestro juego es único. No he visto a ninguna selección que lo haga. Y a partir de ahí, si nos colocan como favoritos o no, es algo que dejemos que hablen, nosotros tenemos que demostrarlo en el campo y el día 18 se verá quién está ahí.

P: ¿Se ha dado un salto en la manera de la que se compite?

R: Creo que durante este tiempo, desde que Luis Enrique volvió, hemos tenido un crecimiento enorme en juego pero sobre todo también en competitividad. Partidos en los que a lo mejor vamos perdiendo los logramos remontar. El camino que hemos realizado nos hace estar ahora mucho más preparados.

P: El nivel de exigencia del grupo lo muestra el abatimiento del vestuario tras empatar ante Alemania

R: Al final tenemos esa mentalidad de ganar siempre, ya no solo en un partido ante Alemania, se ve en cada entrenamiento, en cualquier juego de posesión. Se ha generado un ambiente muy competitivo que es muy favorable para todos los jugadores y que cuando llegas al campo a jugar el partido, de verdad se nota mucho.

P: Dice Luis Enrique que tiene madera de futuro entrenador.

R: Me podría considerar un enfermo del fútbol. Hasta el momento he visto todos los partidos del Mundial que no me han pillado entrenando. Veo todo el fútbol en general, te sirve para ver jugadores de tu posición, cosas de las que puedes aprender y me gusta mucho.

P: ¿Qué le ha llamado la atención del Mundial?

R: Me gustó mucho Marruecos ante Bélgica, lo ordenados que estaban y su talento individual. Obviamente el talento de Brasil y Francia que están jugando a gran nivel.

P: ¿Qué se llevaría de Luis Enrique el Eric García entrenador?

R: Si algo nos gusta a todos los jugadores es la sinceridad, la manera de la que te dice las cosas, ya sea para bien o para mal. Llega de una manera increíble al jugador. En todo momento te está corrigiendo y exigiendo. Eso con todos. Hace que el ambiente sea inmejorable.

P: Es difícil encontrar un futbolista que haya tenido entrenadores más top en una carrera tan corta. ¿Qué se quedó de Pep Guardiola?

R: El detalle que le presta a todo, antes de jugar te dice como va a ir el partido, donde van a estar los espacios y cuando lo juegas es lo que has entrenado. Esa manera de ver el fútbol la tienen pocos.

P: Y Xavi, ¿qué sensaciones le transmite?

R: Lo mismo, Xavi ha cogido cosas de Luis Enrique y de Guardiola, las está llevando a un nivel que esta temporada se está comenzando a ver.

P: Le alejaron de su primer título con la selección por una jugada ante Mbappé que luego provocó que se cambiase la norma tras tutear al campeón del mundo

R: Jodido porque era un partido ante Francia, la actual campeona del mundo, estábamos jugando un auténtico partidazo ante jugadores de un talento individual increíble. Después, obviamente se nos dio la razón. Esa jugada era fuera de juego pero bueno, yo siempre creo que el fútbol te da otra oportunidad.

P: ¿Qué le aporta tener cerca a Iván de la Peña?

R: La experiencia que él ha tenido como jugador, la exigencia que tuvo me la aporta a mí y es bueno para mejorar cada día.

P: ¿Qué importancia tiene hoy en día trabajar el aspecto psicológico fuera del campo?

R: Diría que es primordial, cada vez se ve más con mucha gente la importancia de trabajar la cabeza. No es nada malo, te ayuda a afrontar situaciones en el campo. A prepararte para partidos. Es otra manera de hacerlo y a mí me ayuda mucho.

P: ¿Siente que le ayuda a ser más fuerte?

R: Te ayuda a prepararte para el partido cuando hay cosas que no te han salido bien, intentar corregirlas, tenerlas en mente para después aplicarlas. Si fallas en una jugada, olvidarte rápidamente porque un partido son 90 minutos y hay muchas acciones que no te salen como esperabas pero a la siguiente tienes oportunidad de cambiarlo.

P: En su caso, se ha sentido en el centro de la diana ante la exigencia de su regreso al Barcelona y en la selección, ¿Cómo se digiere tanta crítica para que no afecte a su rendimiento en el campo?

R: Las críticas es mejor no comentar nada de ellas, forman parte del fútbol, a veces van con una intención que no toca pero prefiero pensar en mí, en el equipo, en lo que diga el míster y todo lo demás, ahí está.

P: Con Luis Enrique parece innegociable no salir a ganar, pero la verdad es que viendo el camino a España le conviene la otra parte del grupo a la que caería siendo primera y evitar Brasil si se llega a cuartos. ¿Hablan de ello?

R: Bueno, te puede pasar por la cabeza pero estamos aquí para ganar todos los partidos y para llegar a la final hay que ganar a los mejores. Así que no es algo en lo que debamos pensar.

P: Si todo va por buen camino nos espera Brasil, ¿es la gran favorita?

R: En cuanto a talento individual tanto Brasil como Francia o Argentina son selecciones de nivel individual muy alto, a nivel colectivo también, pero es ahí donde entra nuestra fuerza. No tenemos talentos individuales tan destacados como tienen ellos con Messi, Neymar o Mabppé, pero con los jugadores que tenemos y la importancia del grupo, podemos plantar cara a cualquier selección.

P: El equipo por encima de las individualidades como valor de España

R: Totalmente, siempre lo he pensado así, nadie diría que no a tener un Messi en el equipo, no nos vamos a engañar, pero creo que nuestra fuerza es el equipo. Es lo que nos ha llevado hasta aquí jugando de esta manera y estamos muy ilusionados.

P: Su nombre suena con fuerza como una de las novedades ante Japón, ¿cómo vive las horas previas al debut en un Mundial?

R: Como cualquier otro partido. Al final es el míster el que decide quien va a jugar. Juegue o no, yo estaré a tope con el equipo, apoyándolo. Si me toca jugar tendré que dar mi máximo para devolver la confianza a Luis Enrique y si no, apoyar al equipo como hasta ahora. Los que estamos en el banquillo sumamos mucho a los que están en el campo.

P: ¿Cómo vivió el adiós de Piqué, que incluso sonó para estar en el Mundial al estar en la prelista?

R: Es una leyenda del fútbol español, una leyenda del Barça, una persona increíble que me ha ayudado mucho. Se le va a echar mucho de menos. Lo que ha conseguido es lo máximo. Ojalá dentro de unos años pueda igualar con mi palmares al suyo.

P: ¿Se ha ganado España el derecho a soñar?

R: Es nuestro objetivo partiendo desde la humildad, enfocando solo el partido más próximo, pero sí, podemos soñar.