Quantcast
HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

El Real Madrid y su capacidad de adaptación


LaLiga Santander 2019/20, la liga del coronavirus, ha llegado a su fin y se ha saldado con el trigésimo cuarto título para el Real Madrid, que ha sido el que mejor ha rendido y se ha adaptado a la difícil circunstancia de la resolución al esprint.

Ya lo hizo el conjunto blanco también cuando se llevó también la conocida fútbolísticamente por liga del 'play off', la edición 1986/87, aquel 'invento' que trataba de darle un giro, alargar el torneo y darle más emoción.

El formato se parecía al usado en la actualidad en Bélgica, una primera fase y otra segunda en la que se dividieron a los equipos en tres grupos de seis para resolver las distintas situaciones clasificatorias.

Aunque en aquel caso se haría no por eliminatoria, sino también por el sistema de liguilla a doble encuentro entre los conjuntos de cada serie. Se sumaron los puntos logrados en la primera fase a los obtenidos en la segunda.

Hay que recordar que por entonces se otorgaban dos a la victoria. En total tuvieron lugar 34 jornadas (17 más diez). En aquella oportunidad el Real Madrid de Leo Beenhakker acabó la 'liga regular' en cabeza, con 50 puntos, uno más que el Barcelona de Terry Venables.

Empezó la ronda definitiva con tablas en el clásico en el Bernabéu (0-0) y dos jornadas despues el Real Madrid amplió su ventaja al ganar al Mallorca y empatar el conjunto azulgrana en el campo del Espanyol (0-0).

La diferencia se hizo mayor (cuatro puntos) cuando, en la quinta jornada de esta segunda fase, el Barcelona cayó en La Romareda ante el Zaragoza (2-1) y el Real Madrid se impuso en Sarriá al Espanyol 2-3 con un gol a última hora de Jose Miguel González 'Míchel'.

El clásico de vuelta en el Camp Nou (2-1) ajustó de nuevo la tabla, pero en la penúltima jornada la derrota del Barcelona en Gijón ante el Sporting (1-0) y el triunfo del Real Madrid en Zaragoza (1-3) les aseguró el título.

Estuvo más firme y concentrado el cuadro blanco, igual que ha ocurrido en esta oportunidad en esta edición del coronavirus, en la que, obligados por un parón que se extendió durante tres meses, se optó por finalizar el campeonato a la carrera con once jornadas sin apenas descanso.

El conjunto de Zinedine Zidane perdió el liderato justo antes del parón, al caer en Sevilla ante el Betis (2-1), pero en la vuelta se mostró insuperable. No con un gran juego, pero con una solvencia atrás intachable.

Diez victorias seguidas, a veces con escasa brillantez, a veces con sufrimiento, pero con sobriedad, le han permitido coronarse con su trigésimo cuarto título. El Barcelona, que tampoco ha despuntado salvo en tramos en Mallorca o en Villarreal, no pudo resistir el ritmo.

Tres empates del conjunto de Quique Setién permitieron al cuadro blanco revertir la situación y marcharse con cuatro puntos de ventaja, hasta que remató la faena en la penúltima jornada ante el Villarreal. Se adaptó mejor y compitió mejor. EFE.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider