HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

“Invictus” y discutido Van Gaal


(Tiempo de lectura: 3 - 5 minutos)

Louis van Gaal cumplió el objetivo, llevó a Países Bajos hacia los octavos de final de Catar 2022 y elevó sus registros individuales, sobresalientes, aunque insuficientes para las voces del entorno del fútbol neerlandés que insisten en una satisfacción a medias por el gris juego del equipo.

Tradicionalmente, Países Bajos ha mantenido una idea sobre el césped basado en un juego ofensivo, alegre y cuidadoso con la pelota. Un estilo reconocible que se instaló desde los años 70 y que marcó una época. Uno tras otro, cada técnico y el siguiente, siguieron la línea establecida registrada como naranja mecánica.

Con algunas variantes, matices adoptados por la personalidad de cada técnico, el fútbol neerlandés ha procurado no desviarse de esa pauta. Rinus Michels la llevó a su máxima expresión en el Mundial de Alemania 1974, donde fue subcampeona por detrás del equipo anfitrión. Pero a pesar de la derrota caló entre los especialistas, los técnicos y el seguidor.

Llegaron otros después como Johan Cruyff, Guus Hiddink, Frank Rijkaard, Leo Beenhakker, Dick Advoccat o el propio Louis van Gaal, invicto en un campeonato del Mundo, con los octavos de final de Catar 2022 en el bolsillo pero discutido por el desempeño del cuadro oranje sobre el terreno de juego.

No sobresale Países Bajos por disponer de mimbres suficientes para marcar la pauta en un gran torneo. Los equipos de la Eredivisie están desterrados de la élite del Viejo Continente desde hace tiempo. De hecho, salvo excepciones, no hay noticias de aquél sorprendente y joven Ajax, el referente neerlandés en Europa, que acarició la champions hace tres años tras eliminar al Real Madrid, al Juventus y caer frente al Tottenham en semifinales.

Sus integrantes se revalorizaron. Fueron a clubes de mayor nivel pero ahí quedaron, relegados al papel de secundarios. Ejemplos como el del meta André Onana, del Inter, Matthijs le Ligt, ahora en el Bayern tras un paso fallido por el Juventus, Nicolás Tagliafico en el Lyon, Donny Van de Beek, sin protagonismo en el Manchester United o Hakim Ziyech, suplente en el Chelsea. Solo Frankie De JOng mantiene el tipo, relevante en el Barcelona.

No entiende de malos tiempos ni de camadas fallidas el entorno neerlandés que mantiene la exigencia máxima. Países Bajos consiguió su primer objetivo en Qatar. Victorias ante Senegal y Catar y empate frente a Ecuador y la clasificación como campeón de grupo. Al margen de la brillantez o no, Van Gaal ha hecho historia. El técnico de 71 años acumula ya diez partidos seguidos sin conocer la derrota en su trayecto en los Campeonatos del Mundo.

La mejor racha como invicto de un preparador en este evento que comenzó en Brasil 2014 y la llegada de la selección hasta semifinales, no disimula la inquietud neerlandesa que solo destaca la irrupción del joven delantero Cody Gakpo y se muestra comprensivo con Memphis Depay.

Piensan en Países Bajos que el fútbol actual de la oranje es aburrido. Van Gaal se resiste a asumir la inquietud de la afición a pesar del pase a octavos. "Creo que están orgullosos de que nos hayamos clasificado", responde el veterano entrenador, algo más contenido y mesurado que tiempo atrás con las ideas contrarias a las suyas.

La naranja mecánica echa de menos el desparpajo ofensivo de antaño y la alegría con la pelota que marcó una época. Por plantilla y necesidades de equipo, Van Gaal ha preferido la seguridad, la precaución y la firmeza defensiva al descaro y la chispa. Sintomático fueron las sustituciones de Gakpo y Frankie de Jong en el partido frente a Catar que ya tenía más que encarrilado su equipo. Aunque la realidad fue que con el objetivo cumplido no quiso arriesgar en dos de sus jugadores clave.

Cody Gakpo es la buena noticia de Países Bajos en el mundial. El joven atacante neerlandés, nacido en Eindhoven hace 23 años, está entre los goleadores del torneo. Un gol por partido lleva el futbolista del PSV que causó sensación al inicio de curso. Comparado, por estadísticas, con Erling Haaland en el arranque de la temporada, ha recuperado su aspecto desequilibrante en Catar 2022.

Es la ilusión a la que se aferra el fútbol neerlandés, necesitado de referentes como el del delantero que en enero puede cambiar de club, al igual que Xavi Simons, al que Van Gaal dosifica en su evolución a pesar del reclamo unánime de los seguidores.

Con Memphis hay calma y se le espera. El futbolista del Barcelona disputó su primer partido como titular con la oranje y participó en los dos goles. Fue sustituido en la última media hora. Van Gaal prefiere ir con cuidado con el jugador del Barcelona que tiene más prisa, necesita más minutos y más motivos para volver a elevar la cotización que ha devaluado en el cuadro azulgrana.

Espera Estados Unidos a Países Bajos en plena discusión por el juego y el debate sobre el estilo.