TV

Reflexiones socialistas sobre el ocio de los trabajadores a fines de los años veinte

El periódico El Socialista reflexionó en septiembre de 1928 sobre la cuestión del ocio de los obreros, que pasamos a analizar en el presente artículo.

Los socialistas españoles recordaban que en la reivindicación de la jornada de las ocho horas estaba inserta la demanda de un tiempo para que el trabajador pudiera dedicarse a formarse, algo imposible con las jornadas interminables de trabajo que existían. Esas reivindicaciones cristalizaron en el primero de mayo con la petición de ocho horas de trabajo, ocho de asueto y ocho de descanso.

La lucha de los sindicatos y los partidos socialista reclamado a los distintos poderes consiguieron la jornada de las ocho horas, que ya parecía casi universal en el momento de la publicación del artículo.

A partir de esa conquista se había discutido mucho sobre el empleo de las horas libres por parte de los trabajadores. En este sentido, los patronos habían empleado, entre los argumentos contrarios al reconocimiento de la nueva jornada, el que se basaba en la idea de que los obreros no sabían emplear su tiempo libre de forma adecuada. Pero el periódico afirmaba que eso no había sido así, y que los empresarios, bajo la apariencia de un razonamiento de orden moral, escondían el de la explotación pura y dura. Los socialistas consideraban que los trabajadores habían abandonado hábitos calificados de perniciosos. Recordemos, en ese sentido, el esfuerzo socialista, pero también anarquista de la lucha contra las tabernas y el alcoholismo, y la importancia de la dimensión formativa y cultural de Casas del Pueblo y Ateneos populares. El propio artículo aludía a las Casas del Pueblo con sus múltiples actividades, pero también a cómo los trabajadores frecuentaban museos, teatros y bibliotecas, además de informar de la creciente práctica del deporte.

Así pues, los trabajadores hacían ya en esa década un uso razonable del ocio. Curiosamente, en la cuestión de la formación (“asimilación de conocimientos”), se afirmaba que no lo hacían siguiendo un método o plan determinado, sino de forma empírica, por lo que el diario se lamentaba que no se aprovechase adecuadamente lo que se aprendía. Era una cuestión que había que tratar, y que, al parecer, se había discutido en el reciente Congreso de la Federación de Empleados de Comercio en Francia. Había, por lo tanto, un interés general en el movimiento obrero por fomentar no ya el ocio, sino un ocio “provechoso”.

La cuestión del ocio en el movimiento obrero es capital, precisamente, por lo expuesto en este artículo, porque suponía un derecho para no sólo disfrutar del necesario descanso, sino, sobre todo, para la formación o educación de los trabajadores. Una forma de comenzar a estudiar o acercarse a esta cuestión sería emprender la lectura del clásico de Paul Lafargue, El derecho a la pereza, que conoció varias ediciones, siendo la primera ya como folleto o libro la de 1883. Un estudio fundamental de esta obra fue realizado por el gran historiador social Manuel Pérez Ledesma, Introducción a El Derecho de la Pereza, en la edición española de la obra de Lafargue de 1977.

Como fuente para este artículo hemos empleado el número 6104 de El Socialista.

Eduardo Montagut

Doctor en Historia. Profesor de Secundaria, autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica, miembro del Grupo Federal de Memoria Histórica del PSOE.

La defensa socialista de los Comités Paritarios

En la caída de Primo de Rivera a comienzos de 1930 los socialistas emitieron su opinión favorable al mantenimiento de los Comités Paritarios, aunque con reformas, frente a las demandas de algunos medios y grupos conservadores que solicitaron su derogación.

Fernando de los Ríos frente a Miguel Primo de Rivera

Fernando de los Ríos era diputado en el Congreso de los Diputados cuando se produjo el golpe de Miguel Primo de Rivera. En este trabajo nos acercaremos a su actividad en el período de la Dictadura, a la que siempre se opuso de forma tenaz, defendiendo en el seno del Partido Socialista una ...

Tiempo de elecciones en la República

Corta fue su vida, pero en el transcurso se celebraron un número importante de elecciones, con diferentes resultados, que produjeron grandes acontecimientos, con importantes repercusiones políticas, económicas y sociales.

previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
Slider

EL MOVIMIENTO OBRERO: “La industria española de finales del siglo XIX y comienzos del XX experimenta un lento desarrollo.”

ARTE HISTORIA

Slider
Image is not available

LABORISMO

Fernando de los Ríos y el laborismo británico

La victoria laborista en los comicios de la primavera de 1929 causó una honda repercusión en el seno del socialismo español. El Socialista dedicó una especial atención a las noticias de las elecciones y ...

Image is not available

SOCIALISMO

Indalecio Prieto ante las Constituyentes

Indalecio Prieto, a la sazón Ministro de Hacienda en el Gobierno Provisional, realizó unas declaraciones el 11 de junio de 1931 sobre las Cortes Constituyentes que debían reunirse a partir de las elecciones del día 28 de ...

Image is not available

ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL DEL TRABAJO

Albert Thomas y la OIT en Donostia en 1924

Como es sabido, la Organización Internacional del Trabajo fue creada en 1919, a partir del Tratado de Versalles. Después del intenso y rápido trabajo de la Comisión del Trabajo entre enero y abril de ese año, se elaboró ...

Image is not available

SINDICALISMO

La fundación de la UGT en 1888

El mes de agosto de 1888 constituye un hito en la Historia del movimiento obrero español, ya que se creó la primera gran organización sindical y el Partido Socialista celebró su primer Congreso, nueve años después ...

Image is not available

SINDICALISMO MINERO

Manuel Llaneza, alcalde de Mieres en enero de 1918

Manuel Llaneza Zapico (1879-1931) constituye una de las figuras cumbres del sindicalismo minero, y del socialismo asturiano y español. En el centenario de su proclamación como alcalde de Mieres, el 1 de enero de 1918 ...

Slider