Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Poetas

De las rojas besanas

Sepulta su hoz brillante la cuadrilla gallega

entre el rojo océano de las mieses de oro,

y avanza lentamente mientras el buen tesoro

de la cosecha ubérrima hasta el camino llega

en estela de bien.

El aire seco abrasa.

El mendiguito

Paseando lentamente

junto al ancho portalón,

aguantando el chaparrón

é implorando humildemente,

está el niño, día y noche,

con ansiedad atisbando,

siempre solo y esperando

la llegada de algún coche.

 

A los jóvenes socialistas

Jóvenes socialistas, la voz de la conciencia

os dice que en la lucha debéis ya combatir:

es lucha en que los hombres no olvidan la clemencia

es lucha en que los hombres no aprenden á morir.

La conquista del oro

Es la hora bochornosa de la siesta,

y el sol, con sus ardores,

es el sultán de cálidos abrazos

en un harén de flores.

 

¡Honor a Mauro!

Los que componen el Quinto

batallón, que es de “Palacios”

aunque son soldados nuevos,

tienen gran horror al fascio.

Poderoso Caballero

El oro es cosa tramposa,

¡Luego lo llaman de ley!

y así que huele el peligro

no piensa sino en correr.

Verbena

En la pantalla del cielo

las estrellas

Y el piano de manubrio

en la verbena.

 

Julio

Noche de julio.

El solar pintoresco.

La gente turnando el fresco.

Lleva cada contertulio

su noticia, su humor

La canción del profano

Dios, ¿eres tú la infortunada sombra

que sobre el mundo sin piedad se abate?

No esperes si mi labio ya te nombra,

vana ilusión, que tu poder acate.

Luz y Colores

( A mi amiga Ana )

Te has perdido entre tus lienzos

donde el amor es sagrado

donde colores y alma

se funden en un abrazo.

Negocios eclesiásticos

Nuestros obispos y nuestros pastores

se sacrifican, los monseñores

como vicarios y sacerdotes,

como los frailes y monigotes.

 

Cervantes

Hidalgo de gotera, en la capa raída

envuelto el cuerpo flaco, mutilado y hambriento,

el ex soldado llega del conde al aposento,

le demanda un escudo, y se parte en seguida.

 

Tríptico

LA MÚSICA

Brotar hizo la musa una fontana

al pie de un arroyuelo cristalino

donde jugaba el beso diamantino

del rubio sol en la estival mañana.

 

Cantos de lucha

Al son del martillo

que suena en el yunque,

cual nota argentina

de vibrante son,

marchemos los nobles

hijos del «Trabajo»

con vientos de «Guerra»

y de «Rebelión».

 

Chispazos

El Gobierno portugués,

con sus leyes radicales,

ha destinado un palacio

para sus necesidades.

 

Las incluseras

El sol, apagando sus rojos fulgores,

luce melancólica luz crepuscular,

y de un parque oculto llegan los clamores

vagos, somnolientos, de un triste cantar.

Son las incluseras que cantan en coro

Al Socialismo

¡Salve, oh tú, idea bella y redentora!

A la radiosa luz que de ti esplende

siento que una fe nueva en mí se enciende

cual surge, tras la noche, riente aurora.

 

Oración de la vida

Se abren al limpio Oriente las ventanas;

el Sol piadoso alegra los hogares;

hay amor en las almas y pan blanco

sobre el limpio mantel.

 

Ayer y Hoy

Sentados junto á la lumbre,

mano á mano, muy cerquita,

están un viejo y un mozo

en conversación tendida,

sin darse cuenta del tiempo,

Tempestad

En ella soy feliz: viril contento

trae á mí la estruendosa carcajada

con que luchan en lid encarnizada

la chispa, el chaparrón, el polvo, el viento...

 

Óbolo

Bellos Luises,

de faz angélica,

que en procesiones

lucís la faz.

Dulces señoras del roce pío,

que rezáis mucho, para librarnos de Satanás.

 

  • Escrito por

Contrastes

Espléndido salón, bellos tapices,

del Arte y la Natura los primores

en aromas, colores y matices,

de hermosos cuadros y fragantes flores.

 

Los jardines de la noche

(leída en una velada de la Academia de poesía en la Casa del Pueblo de Madrid)

Las ventanas cerradas, silenciosas y obscuras,

parecen misteriosas filas de sepulturas.

La gran ciudad burguesa reposa. En los balcones,

la luna va prendiendo sus azules festones.

¡A luchar!

A luchar, á luchar, nobles obreros!

A luchar y á vencer como leones,

esforzar vuestros bravos corazones,

y á la lucha corred sin deteneros.

 

A la República

Si déspotas ambiciosos

niegan tu clara verdad,

sus principios ponzoñosos

jamás saldrán victoriosos de tu hermosa libertad.

 

Lo que es el socialismo

Para el burgués miserable

enfrascado en su egoísmo,

viene á ser el Socialismo

una doctrina culpable.

 

  • Escrito por

Jueves Santo

Señor, yo te sigo por el camino,

al bajar de la montaña

detrás de tu mirada triste,

en la madrugada blanca.

 

Vox Populi

El pueblo sabe estrangular tiranos,

y odia tanto á Caifas como al judío

que sentencia lavándose las manos.

 

Caciquismo

¿Por qué seguir con calma indiferente

soportando al cacique empedernido?

¿Acaso carecemos de sentido

para estar humillándole la frente?

La noche

Como fantasmas etéreos

las nubes navegan

por cielos inmensos.

 

Poesía

Dedicada á una sociedad que se creó con el fin de socorrer á los heridos, emigrados y presos de la sublevación republicana

Mientras haya desdichados

que lejos del patrio suelo

de triste llanto bañados

alcen los ojos al cielo;