HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Poetas

La Masonería

I. No era la fé ni la ciencia; y era el hombre primitivo, imbécil cadáver vivo sin razón y sin conciencia. Cegada la inteligencia, de…

A la Fé

Arde en mi pecho, sin estinguirte, llama, Destello del poder omnipotente, Que el puerto de la paz muestras clemente, Y das ventura al que ventura…

El triunfo de la tolerancia

¡Ay! ¿cuándo brillarás, felice día, en que estreche el humano con el humano la amorosa diestra? ¿cuándo será el momento que destierre a la olvidada…

El emigrado de 1823

Huye, Ernesto infeliz; huye este suelo que devora sus raros habitantes y no conoce la virtud; do cubre alma de tigre máscara alevosa de religión…

Apóstrofe a la libertad

¡Oh lauro inmarcesible, oh glorioso hado de nación libre, quien te alcanza llamarse con verdad puede dichoso! ¡Libertad, libertad ! Tú la esperanza eres de…

Invernal

¡Ya viene el invierno!... Ya viene el invierno con sus tempestades, con sus días tristes, lluviosos y fríos, con sus huracanes, con sus granizadas y…

Solidaridad

El papel en que escribo estos renglones, y la pluma, la tinta y el tintero, representan la vida y el trabajo de muchos hombres y…

Medalla social

Anverso Gran barullo se observa en los salones, inundados de luz y de alegría; todo es placer en esa gran orgía donde corre el champagne…

Una víctima más

Al cabo Moya, fusilado en el “Numancia” Una víctima más de esta latente lucha cruel, sin fin, de hombres hermanos, que ha sucumbido, noble, heroicamente…

Anomalías

En una villa española que ni sé cómo se llama y puede ser de Galicia lo mismo que de la Mancha, va á celebrarse una…

Lógica extraña

—¡Todo, todo en el mundo crece cuarenta metros por segundo! Esto decía un loco á cierto sabio que visitaba un día el manicomio; y al…

¡Vamos a cuentas!

Escuchadme, fray Blas. Yo considero que la mujer más bella y amorosa esconde en sus mejillas nieve y rosa la ponzoña infernal de un áspid…

¡Francia!

En aquel tiempo, ¡Francia! bajo el bárbaro yugo que uncía tus derechos al carro de las leyes, como el perro á quien su amo da…

¡Dios mío!

Di me. Dios mío, si tu amor conservo, si amar la forma que nos diste es malo. Porque cuido mi cuerpo y me regalo dicen…
Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider