La Revista Blanca en el anarquismo

La Revista Blanca, con el subtítulo de “Psicología, Ciencias y Artes”, fue una publicación que sacó adelante el matrimonio de librepensadores formado por Soledad Gustavo (Teresa Mañé i Miravet) y Federico Urales (Juan Montseny) en dos períodos. Se trató de una de las realizaciones más importantes en el universo editorial del anarquismo español, tan rico y tan poco conocido hoy en día.

La primera etapa de la publicación, entre 1898 y 1905, se desarrolló en Madrid. En esta época la revista contó con la colaboración de personajes de la talla de Miguel de Unamuno, Manuel Cossío, Leopoldo Alas, Giner de los Rios, entre otros, junto con lo más granado del anarquismo español: Anselmo Lorenzo, Ricardo Mella, Fernando Tárrida del Mármol, Leopoldo Bonafulla y Teresa Claramunt. En cierta medida fue un puente entre la intelectualidad y el anarquismo o el movimiento obrero, una cuestión que tiene una evidente importancia en la historia de la cultura en la España contemporánea. En aquella época la tirada llegó a unos ocho mil ejemplares. En 1899 se creó un suplemento, que con el tiempo pasaría a ser el semanario Tierra y Libertad. La publicación se empeñó en la defensa de la revisión de diversos procesos que afectaron a los anarquistas, además de luchar por la reorganización de la Federación Regional Española de la Internacional.

Cuando el matrimonio pasó a residir, después de varias peripecias y vicisitudes, definitivamente en Cataluña, volvió a reaparecer el 1 de junio de 1923 en Barcelona, meses antes del golpe de Miguel Primo de Rivera. Hasta noviembre de 1933 tuvo una periodicidad quincenal. A partir de entonces y hasta agosto de 1936, ya iniciada la guerra civil, pasó a ser semanal. En este momento la publicación se dedicó a la defensa de la teoría anarquista frente a las tesis anarcosindicalistas y la CNT. Federica Montseny sería la gran protagonista de la publicación en este momento. Escribieron: Max Nettlau, Adrián del Valle, Carlos Malato, Diego Abad de Santillán, Sebastián Faure, Luigi Fabri, Germinal Esgleas, Casimiro Pla, Juan Gallego, Felipe Alaiz, el propio Federico Urales, etc.

La Revista Blanca realizó una intensa labor cultural con artículos de sociología, historia, filosofía, literatura, ciencia, arte, naturalismo y vegetarismo, en relación con su vinculación anarquista y libertaria.

En relación con la revista se editaron las colecciones de novelas políticas La Novela Ideal y La Novela Libre, un ambicioso proyecto editorial. La primera colección sacaba dos novelas cada quince días, y la segunda contenía novelas de mayor extensión. Soledad Gustavo era la editora, la persona que administraba y coordinaba todo frente a Federico Urales y Federica Montseny, la hija de ambos, se dedicaban a escribir incansablemente. Es difícil encontrar una empresa cultura de este tipo en la historia.

La revista puede consultarse en la Hemeroteca Digital de la BNE. Arturo Ángel Madrigal Pascual tiene un artículo titulado, “Un espacio para las ideas anarquistas. La Revista Blanca, Revista Nueva y Generación Consciente”, en Arte y Compromiso: España. 1917-1936, editado en 2002 por la Fundación de Estudios Libertarios Anselmo Lorenzo, pp. 125-131. La misma Fundación publicó en 2011 el trabajo de Antonio Prado, Matrimonio, familia y estado: Escritoras anarco-feministas en la Revista Blanca (1898-1936).