TV

El hambre en Palencia y la respuesta socialista en el invierno de 1915

La época de la Gran Guerra, y antes de la gravísima crisis de 1917, generó una situación social en España muy dura, con una elevada subida de precios, generando hambre, literalmente. La prensa obrera se hizo eco de esta situación y de la respuesta del mismo. Las referencias en El Socialista son innumerables. En este trabajo nos acercamos a la situación en el invierno palentino de 1915, con la reacción del movimiento obrero de la capital.

En el número del día 2 de febrero de 1915 se insertaba un artículo en El Socialista donde se daba cuenta de la situación de la falta de subsistencias y del paro de distintas ciudades españolas. Este tipo de artículo era casi constante en las páginas del periódico socialista. La situación de hambre y miseria en Palencia era alarmante, tanto en la capital como en la provincia. Eran frecuentes las comisiones de obreros ante el Gobierno Civil en demanda de pan y trabajo. La autoridad provincial solía contestar con evasivas y promesas que no se cumplían, según la denuncia socialista. Habida cuenta de la falta de soluciones, los obreros de la capital habían decidido dirigirse a los que consideraban causantes de su estado. Apuntaban al caciquismo liberal y conservador en pugna en el Ayuntamiento. Así pues, los obreros con sus familias se dirigieron a los domicilios de los concejales (“concejales-buitres” son denominados en el artículo), acompañándoles a la sesión municipal para exigir pan y trabajo. El salón de plenos se llenó de trabajadores con sus respectivas familias. El concejal socialista Llanos acusó a los concejales monárquicos por la situación social calamitosa que se estaba padeciendo. El concejal Víctor Zarzosa, personaje fundamental del socialismo palentino, con un gran protagonismo en el ámbito municipal en aquella época y en la lucha obrera, fue muy crítico con la Administración. Se dirigió al público asistente para mostrarles quiénes eran, en su opinión, los culpables de lo que estaba ocurriendo, provocando que los trabajadores y familiares prorrumpieran en gritos. La situación generó que los concejales decidieran abrir una suscripción que se aprobó por unanimidad y encabezada por los propios concejales. Además se decidió formar una comisión para que visitase a los personajes más adinerados con el fin de que contribuyesen y poder, de esa manera, paliar, en cierta medida, el hambre. La tercera medida adoptada tenía que ver con la necesidad de dirigirse al gobierno para que otorgase un préstamo.

Además del número del periódico citado puede consultarse el Diccionario Biográfico del Socialismo Español en lo que se refiere al conocimiento de alguno de los protagonistas citados.

El artículo terminaba valorando el trabajo de la minoría socialista en el Ayuntamiento de Palencia.