"El monstruo invisible", una película sobre el hambre que no se ve

Guillermo Fesser (c), codirector junto a su hermano Javier de la película "El Monstruo Invisible", durante la presentación en el Palacio de la Prensa, esta mañana en Madrid. EFE/David Fernández Guillermo Fesser (c), codirector junto a su hermano Javier de la película "El Monstruo Invisible", durante la presentación en el Palacio de la Prensa, esta mañana en Madrid. EFE/David Fernández

Concienciar contra el hambre crónica, ese "monstruo invisible" que retrasa el desarrollo cognitivo de los niños y afecta a su sistema inmunitario, es el objetivo de la película de "Acción contra el hambre" y los hermanos Fesser, que se prevé que vean 150.000 alumnos de más de 300 colegios españoles.

Durante 30 minutos, la cinta retrata la vida de Aminodin, que a sus 10 años nunca ha ido a la escuela porque tiene que ayudar a la economía familiar, por lo que trabaja en un vertedero de Filipinas sin dejar de sonreír porque su padre dice que "las personas alegres viven más".

Así lo ha explicado este martes, Guillermo Fesser, realizador y excomponente del duo Gomaespuma, responsable de la película junto a su hermano Javier -director de Campeones, Camino o el Milagro de P.Tinto-, que ha dicho que optaron por la ficción para contar la vida de este niño "porque emociona, mientras que el documental impresiona".

La película será el eje central de la Carrera contra el Hambre que la ONG organiza en este curso 2019/2020 en los colegios españoles para visibilizar el hambre crónica, que afecta a 149 millones de menores de 5 años en el mundo, lo que repercute en su talla y tienen consecuencias en las posibilidades de prosperar en su vida adulta.

Guillermo Fesser ha apostado por pasar del "plano de la caridad al de la justicia para que cambien las cosas" y ha reclamado para estos menores que trabajan en "lo que aquí se llamaría una planta de reciclaje" educación sanidad, acceso al agua y a la alimentación.

Por su parte, Javier Fesser, ha insistido en que la película muestra "no solo que hay gente que vive de la basura que no queremos los demás", sino también como que "su situación es susceptible de empeorar, como sucede en Filipinas con la guerra".

A pesar de ello, Javier Fesser ha asegurado que han querido mostrar "la mirada positiva que aportan los niños" en un relato "con humor" construido tras "escuchar a gente a la que nunca escucha nadie".

Marisa Sánchez Peinado, doctora de Acción contra el Hambre, ha advertido de que "la desnutrición crónica crea un círculo del que es muy difícil salir", lo que la ong trata de combatir "en la integración de sectores", principalmente "desde la ventana de los 1.000 días".

Un programa que se ocupa del acceso de las embarazadas a "medios y a una alimentación adecuada", así como de asegurar la lactancia materna en los primeros seis meses y de una correcta nutrición hasta los dos años.