Sevilla descubre a España el cine "casero" y autobiográfico de Joanna Hogg

  • Escrito por Alicia G. Arribas
  • Publicado en Cultura
EPA/FELIPE TRUEBA/Archivo EPA/FELIPE TRUEBA/Archivo

Joanna Hogg hizo su debut cinematográfico en 2007 con la película "Unrelated". Tenía 47 años, pero desde los veinte, que comenzó a hacer películas de super-8, tenía claro que quería hacer cine. Antes tuvo que ser fotógrafa y directora de videoclips y, al final, centró su vida en trabajos televisivos.

Hoy, a punto de cumplir los 60, la creadora británica se ha hecho un nombre en su país gracias a su cine "casero", "homemade", como ella misma lo define, que también es personal, autobiográfico y rotundo, un ejercicio de sinceridad que la británica ha cocinado "a fuego lento" para estar, por fin, satisfecha.

"He tenido una carrera muy variada, desde que empecé en la facultad, y después la tele durante 12 años, pero siempre tuve en mi horizonte el cine; siempre he viajado en línea recta hacia ello, aunque -mueve su mano como el deslizar de una culebra- a veces haya hecho zig-zag".

La cineasta, cuyas películas no se han estrenado en España, habla con Efe con motivo del homenaje que le tributa el Festival de Cine Europeo. "Me resulta extraño que me hagan una retrospectiva, porque pienso seguir haciendo muchas películas, pero para mí es muy importante que mi cine se muestre en Europa; verdaderamente no es muy conocido y significa mucho para mí que lo hayan elegido en Sevilla", afirma.

Hogg tiene en su haber cuatro títulos, el último de ellos, "The Souvenir", se presentó ayer en el festival en un pase con público que no se movió del asiento al terminar la sesión para poder comentar con ella algunas de esas escenas autobiográficas que incluye la cinta.

Cuenta un momento particularmente difícil y doloroso de una joven Hogg, estudiante de cine de apenas 20 años -July en la pantalla, interpretada por Honor Swinton-, que inicia una relación con Anthony (Tom Burke) un hombre mayor, un 'dandy' inglés refinado y sarcástico, de vuelta de todo, que esconde un terrible secreto.

Ambos entran en una espiral en la que Julie terminará incluso robando a su madre (Tilda Swinton, su madre en la ficción y en la vida real) para satisfacerle. Hogg, que conoce a Tilda Swinton desde sus años de estudiante, buscaba para "The Souvenir" una actriz joven, pero no quería a nadie profesional, "eso siempre lo tuve claro", dice, así que buscó hasta en la calle, pero no encontró a su alter ego.

En una visita a Swinton en Escocia, Hogg tuvo una conversación con la hija de su amiga sobre "cómo tendría que ser esa mujer de hace 25 años ahora; ahí vi que ella podría hacerlo". Y el experimento salió estupendamente, aunque Honor ya ha dicho que seguirá con sus estudios y que no piensa volver a hacer cine.

La cinta, que se estrenó en el festival Sundance en 2019, fue para Hogg "todo un desafío", apunta. "Volver a mirar ese periodo de mi vida era revisar mis orígenes como cineasta, por qué quise hacer cine. Mirar atrás me hizo entender que ese episodio formaba parte de lo mismo.

Y eso es algo que yo he podido descubrir al retomar esa época". "Lo que descubrí -se sincera- es que el personaje al que yo llamo Anthony, y que es el hombre con el que yo tuve aquella relación, fue para mí como una escuela de cine alternativa, porque él tenía unas ideas muy particulares sobre el cine, que no coincidían con las mías.

En la cinta, July se ve retada por él, como yo lo estuve, y como ella, fui más hacia el hombre que a la película que quería hacer". Una relación tóxica que acabó mal, de la que "en cierta medida" al hacer la película, Hogg se ha curado. "Seguro que sané al hacerla, pero lo que me interesaba más era el viaje hasta que llego a ella".

"Se basa en el recuerdo, pero -nos pasa a todos, dice-, la memoria no es siempre perfecta, y a veces pensaba si no me estaría olvidando de cosas, interpretando otras, inventando". "The Souvenir" siempre estuvo pensada en dos partes; ya ha rodado la segunda, que estará terminada finales de año.

"Cuando la tenga lista -dice Hogg- será una buena excusa para volver a España y mostrar las dos películas fuera del festival", que por su parte, ha programado estos días toda su filmografía: "Unrelated" (2007), "Archipiélago" (2010) y "The Exhibition" (2013).