Quantcast
ÚNETE

Reseña de El lugar donde los Equilibristas descansan de Frank Hidalgo-Gato Durán

“El lugar donde los Equilibristas descansan” de Frank Hidalgo-Gato Durán nos regala una trepidante aventura que atraviesa universos, épocas y los cuerpos de un puñado de personajes inolvidables. Björn, Kim y Joshua, entre otros, serán sometidos por los arcontes a duras pruebas físicas y psicológicas en su formación como equilibristas de realidades.

A partir de sus propias voces nos convertiremos en testigos de futuras y cruentas guerras contra especies alienígenas que cohabitan junto con los humanos en la misma tierra dentro de las diferentes realidades alternativas que se irán abriendo paso y a su vez entremezclando simultánea y estremecedoramente a lo largo de la historia que se nos narra.

Estos mundos son regidos por el ciberespacio y la virtualidad, y nos descubrirán la inevitable caída de sistemas globales carcomidos por el abuso de poder y la constante falta de conciencia de la humanidad en cualquiera de los contextos donde habita.

En estos devastadores escenarios llenos de mensajes filosofales, elementos parapsicológicos, pensamientos trascendentales propios de nuestros tiempos y pretensiones de concienciación por parte de la Humanidad para con su futura supervivencia, lo único que parecería mantener unidas las piezas es la incansable búsqueda del amor, la armonía y el equilibrio emocional que intentan mantener con vida cada una de las versiones de las realidades alternativas que existen y cohabitan en el paralelismo.

Del autor:

“A menudo he sido de los que ha tenido que dejar de caminar uniformemente con los demás, o dejar de creer en lo que la mayoría estima como normal o adecuado. Siempre he sido de los que atraviesa la imaginaria línea recta creada por la opinión general común o más convencional, por lo que en mis palabras encontrarás siempre lo que rompe y transgrede, lo que se sale de los parámetros”

Esta novela es un sueño hecho realidad, nos dice el autor, una apuesta en su futuro profesional y un proyecto personal en el que ha estado trabajando durante más de un año y medio.

Al autor nos expresa que le gustaría que este libro con las historias y experiencias que relata, no solo cumplan expectativas en lo que, por supuesto, a entretenimiento se refiere, sino también en lo que concierne a adquisición cognitiva y reflexión filosófica.

Desea que lleve al lector a través de un viaje hacia la introspección, encontrándose a sí mismo en los albores de la subjetividad, y que reflexione sobre los hechos y realidades alternativas que describo en esta historia. Sucesos que pueden llegar a ocurrir o no, pero que, en caso de llegar a existir, se concebirían dentro de la naturaleza del paralelismo.

Frank Hidalgo-Gato es un autor de los que creen que los humanos estaríamos condenados a la imposibilidad de alcanzar el conocimiento pleno de la naturaleza que nos rodea. Nunca hemos aprendido, ni aprenderemos del todo a sobreponernos a nuestra violencia genética en cualquiera de sus expresiones. Una violencia carente de razonamiento real, de la cual hacemos muy poco por sobreponernos y superar, y que ha caracterizado siempre como especie en la única dimensión que desgraciadamente conocemos los que vivimos aquí, dentro de ella, nos señala.

El escritor piensa que, incluso aun después de tantas experiencias devastadoras, y la suerte de disponer hoy de tanta impresionante tecnología, somos cada vez menos los que conformamos la cifra de los que dan el valor que se merecen tanto a la energía positiva como a la trascendencia después de la vida biológica. Por lo que estoy convencido de que las entidades que nos dan la luz para vivir no nos continuarán rescatando del olvido y su oscuridad. No les merece la pena.

Y es sobre este tema de naturaleza tan vibracional que desea hablar en su novela, tratando de acercarse a través de la subjetividad, al significado del tipo de esperanza que aún nos puede quedar.

La novela es una aventura-suspense, como siempre se lo imaginó, nos confiesa. Por lo que tú sabrás de qué forma te gustaría que acabase.

El autor:

Frank Hidalgo-Gato Durán es natural de La Habana, Cuba, 1980. Casado y padre de dos hijas. Autor de la novela “El lugar donde los Equilibristas descansan“.

Es licenciado en Música por la Universidad de las Artes (ISA), y entre otros, tiene dos másteres en Dirección de Empresa y Dirección Comercial por la EAE Business School, y es escritor.

Ha vivido durante algunos años en Alemania y actualmente lo hace en España, donde ha trabajado en las áreas de desarrollo, operaciones y gestión de negocios. Esta obra es su ópera prima, una novela que, como él mismo, presume de un eclecticismo que la hace mezclar populares teorías conspirativas y esoterismo con clásicos del género de la ciencia ficción como La matriz o El atlas de las nubes

Una aventura increíble de suspense parapsicológico propio del pensamiento de nuestros tiempos, visión filosófica y tecnológica actual y futura.