Calder y Picasso se reencuentran en Málaga para explorar el vacío

  • Escrito por José Luis Picón
  • Publicado en Cultura
La obra "Scarlet Digitals", de Alexander Calder, que forma parte de la exposición "Calder-Picasso", la primera muestra en nuestro país dedicada a explorar los vínculos creativos entre estos dos maestros modernos del siglo XX: el norteamericano Alexander Calder (1898–1976) y el malagueño Pablo Picasso (1881-1973), a través de más de un centenar de obras expuestas en el Museo Picasso de Málaga. EFE/Carlos Díaz 	   La obra "Scarlet Digitals", de Alexander Calder, que forma parte de la exposición "Calder-Picasso", la primera muestra en nuestro país dedicada a explorar los vínculos creativos entre estos dos maestros modernos del siglo XX: el norteamericano Alexander Calder (1898–1976) y el malagueño Pablo Picasso (1881-1973), a través de más de un centenar de obras expuestas en el Museo Picasso de Málaga. EFE/Carlos Díaz

El estadounidense Alexander Calder y el malagueño Pablo Picasso tuvieron en vida varios encuentros personales a partir de 1931, y desde el lunes se vuelven a encontrar, esta vez a través de su obra, en la nueva exposición temporal del Museo de Picasso de Málaga, que se centra en explorar cómo ambos artistas trataron de forma distinta el vacío y la ausencia en sus obras.

Después de conocerse personalmente en 1931, el encuentro más importante se produjo en 1937, cuando en el pabellón de España de la Exposición Internacional de París se instaló frente al "Guernica" de Picasso la "Mercury Fountain" de Calder, que se convirtió así en el único artista no español presente en esas instalaciones.

Esta muestra con 57 obras de Calder y 50 de Picasso, que ya ha pasado por el Museo Picasso de París con más de 400.000 visitantes, surgió durante varias conversaciones entre los nietos de ambos artistas, ha desvelado en la presentación Alexander S.C. Rower, nieto del estadounidense y presidente de la Calder Foundation.

"La exposición es un proyecto raro, porque la gente nunca se plantea a Calder y Picasso juntos. Los dos nietos tenemos una experiencia interesante, porque hemos vivido nuestras vidas junto a la obra de nuestros abuelos, tenemos observaciones peculiares sobre su obra y hemos descubierto cómo ambos tratan el vacío y la ausencia", ha señalado Rower.

En el caso de Picasso, "se refleja a sí mismo en cada retrato que hace, llena el vacío con sus retratos y está obsesionado con su propia mortalidad", ha añadido el nieto de Calder, que ha sido uno de los comisarios de la exposición. "Mi abuelo es completamente distinto, porque externaliza su energía.

No va sobre su experiencia personal, ni sobre sus ansiedades y obsesiones, sino que versa sobre la energía que nos interconecta a todos los seres humanos, es una cuestión de la energía universal que existe en todos nosotros", según Rower.

Por su parte, Bernard Ruiz-Picasso, nieto del malagueño y otro de los comisarios, ha expresado su "gran ilusión" por reunir a estos dos "grandes maestros" en las salas del Museo Picasso de Málaga, algo que no ha sido "una tarea muy fácil".

Para Bernard, esta exposición "da una dimensión muy buena" de lo que es el Museo de Málaga, "que hace un recorrido del siglo XX presentando artistas que son muy diferentes pero muy similares, y que acompañan la evolución del arte en ese siglo".

La también comisaria Emilia Philippot, del Museo Picasso de París, ha calificado como "un proyecto ingente" rendir homenaje a ambos "gigantes", que a su juicio tienen "muchos puntos en común, porque los dos nacieron en el siglo XIX, sus padres eran artistas y contribuyeron a la modernidad en el siglo XX".

"Era interesante una nueva lectura de sus obras mediante el diálogo a través del prisma del vacío. Podríamos haber elegido otras temáticas, pero nos pareció importante tener un punto temático de atención para que los visitantes pudieran experimentar las obras de ambos artistas", ha agregado Philippot.

Según la comisaria, con la exposición es posible "entender el mundo de Picasso a través de Calder y viceversa", y ambos artistas "tienen las mismas preocupaciones, pero las resuelven de una forma distinta".