Eva Green convence en San Sebastián como una superheroína madre y astronauta

La directora Alice Winocour (d) y las actrices Eva Green (i) y Zélie Boulant (c) durante la presentación este sábado de su película "Proxima" en la 67 edición del Festival de Cine de San Sebastián, que compite en la sección oficial del certamen. EFE/Javier Etxezarreta 	   La directora Alice Winocour (d) y las actrices Eva Green (i) y Zélie Boulant (c) durante la presentación este sábado de su película "Proxima" en la 67 edición del Festival de Cine de San Sebastián, que compite en la sección oficial del certamen. EFE/Javier Etxezarreta

La actriz francesa Eva Green aborda en "Proxima", película a competición en el 67 Festival de San Sebastián, el papel de una "superheroína" en su condición de astronauta pero también de madre, dos roles que la directora Alice Winocour ha hecho coexistir porque son parte de la vida real. "Las madres heroínas de las películas no tienen hijos, no, porque las desvía de su misión.

En la vida real sí los tienen y se sienten responsables y tienen sentimientos de culpabilidad", ha dicho la realizadora parisina en la presentación de su tercer largometraje. En su historia, la de una astronauta de la Agencia Espacial Europea que es elegida para formar parte de una misión a Marte llamada "Proxima" que durará un año, su protagonista, Sarah, se enfrentará a esos sentimientos de culpa en el mismo momento en que sabe que va a poder cumplir su sueño profesional.

Pero Winocour no ha querido presentar a Sarah (Green) como una "madre dolorosa", y ese proceso de separación de su hija Stella (Zélie Boulant-Lemesle), que va a ser también una separación de la Tierra, es una camino también hacia la liberación de la culpa.

"No existe la madre perfecta ni el astronauta perfecto", le dice Mike (Matt Dillon) a Sarah, cuando se preparan ambos para viajar al espacio. Para Alice Winocour ésta es "la frase de la película", la que concentra esa mirada sobre su heroína, que va a hacer lo que han hecho ya otras mujeres astronautas en la realidad, todas ellas madres, cuyas fotos con sus hijos se muestran junto a los créditos al final de la cinta.

Éste es el primer trabajo para el cine de la niña Zélie Boulant-Lemesle, de ocho años, a la que la directora de "Proxima" descubrió en un casting. "En cuanto la vi, me enamoré de ella", ha afirmado. Eva Green ha afirmado que Winocour hizo que ensayaran "muchísimo" para que su relación de madre-hija resultara creíble, objetivo desde luego cumplido.

"Estaba intimidada por esta pequeña actriz. Es un adulto dentro del cuerpo de un niño, de una gran profundidad y muy cruda a la hora de interpretar. Es magnífica", ha destacado la actriz de "Soñadores", "300: El origen de un imperio" y "Dumbo".

En esta aventura cinematográfica, en la que Winocour ha puesto los pies en la tierra para viajar a Marte, el equipo de "Proxima" ha contado con el asesoramiento de personal de la Agencia Espacial Europea y ha rodado en algunas de sus instalaciones, como la base de Baikonur, en Kazajistán, donde tienen lugar los lanzamientos de los cohetes espaciales.

A Green le tocó hacer pesas par ensanchar los hombros y acercarse a la constitución que se les exige a los astronautas. También convivió con algunos de ellos, como el italiano Luca Parmitano, que se encuentra en este momento en el espacio y que estaba encantado de tenerla allí, ha comentado la directora. "Hablé con muchas mujeres astronautas -ha dicho Winocour-.

Creo que ha llegado el momento de que el cine hable de esta cuestión de ser madres", ha recalcado.