"La plaça del Diamant", de Eòlia, se reestrena en el Poliorama esta temporada

La Companyia Eòlia actuará del 2 de octubre hasta el 3 de noviembre en el Teatre Poliorama con su versión de "La plaça del Diamant" (Mercè Rodoreda, 1962), dirigida por Paco Mir (i),de la cía. Tricicle, después de haber representado 16 funciones en el Teatre Victòria desde enero hasta marzo de este año. EFE/Marta Pérez. La Companyia Eòlia actuará del 2 de octubre hasta el 3 de noviembre en el Teatre Poliorama con su versión de "La plaça del Diamant" (Mercè Rodoreda, 1962), dirigida por Paco Mir (i),de la cía. Tricicle, después de haber representado 16 funciones en el Teatre Victòria desde enero hasta marzo de este año. EFE/Marta Pérez.

La Companyia Eòlia actuará del 2 de octubre hasta el 3 de noviembre en el Teatre Poliorama con su versión de "La plaça del Diamant" (Mercè Rodoreda, 1962), dirigida por Paco Mir (de la cía. Tricicle), después de haber representado 16 funciones en el Teatre Victòria desde enero hasta marzo de este año.

La novela "La plaça del Diamant", ambientada en la Barcelona de la Segunda República Española y de la Guerra Civil, cuenta la historia de Natàlia (o Colometa, su apodo), una mujer joven que debe someterse a los dictámenes que le imponen la sociedad y su marido Quimet.

La adaptación, interpretada por siete actores y actrices para más de 20 personajes, toma un punto de vista "vitalista" del personaje principal, en lugar de potenciar la historia "trágica": "Es una obra de supervivencia, que se centra en las ganas de vivir de Colometa", ha recordado Josep Galindo, director de la escuela Eòlia.

Tanto Carla Pueyo, actriz que representa a la Colometa joven, como Núria Bonet, quien retrata a la Colometa adulta, subscriben esta opinión sobre la protagonista.

Núria Bonet ha señalado que, en su contexto, "Colometa está obligada a reaccionar como reacciona": "Ella lo sobrepasa y sigue adelante. A mí me apela esto: que es una mujer luchadora y no sumisa", ha sostenido.

Por su parte, Clara Pueyo ha descrito: "Ella es una mujer con opinión y la muestra. Cuando me pongo en el papel, me siento fuerte y empoderada".

El resto de actores y actrices (Uri Callau, Georgina Llauradó, Rai Borrell, Fran Lahera y Ariadna Camps), todos exalumnos de la Escola Superior d'Art Dramàtic Eòlia, han subrayado el "reto" que les ha supuesto este proyecto, así como el "ritmo frenético" que la obra ha adquirido.

"Esta es la tercera producción de la Companyia Eòlia, que nació con la voluntad de dar luz a proyectos que promuevan la creación y el talento y que ofrezcan nuevas miradas a los fundamentos de nuestra cultura", ha explicado Josep Galindo, director de la escuela.

También ha contado, junto al director de la obra Paco Mir, que el proyecto nació para ser un "espectáculo escolar", hasta que se dieron cuenta de que su adaptación era "potente" y que "tenía que ser programada para adultos": "Es la primera vez que la compañía Eòlia está cinco semanas en un teatro profesional".

Otro de los "retos" ha sido adaptar el vestuario y la escenografía a todos los tiempos históricos que la narración ocupa: "Tenemos mucha cantidad de vestuario para abarcar desde los años 20 a los años 50", ha testificado el escenógrafo Jordi Bulbena, "y la escenografía es amoldable y se basa en pequeños matices".

La música, compuesta por Jofre Bardagí, conforma doce composiciones que acompañan el montaje durante los 95 minutos que dura aproximadamente.

Galindo ha concluido que lo que más lo "emociona" es que "actores y actrices jóvenes y con mucho talento expliquen historias que nos inspiran para el futuro y que logran que, a la vez, no nos olvidemos de nuestro pasado".