La versión coreografiada de 'Antígona' de Ullate llega a los Teatros del Canal

Las bailarinas del Víctor Ullate Ballet durante el pase gráfico previo al estreno de "Antígona", una adaptación de la tragedia griega por parte de Víctor Ullate, junto al también el bailarín y coreógrafo Eduardo Lao , que será representada en los madrileños Teatros del Canal desde el próximo 22 de agosto hasta el 8 de septiembre. EFE/Kiko Huesca 	   Las bailarinas del Víctor Ullate Ballet durante el pase gráfico previo al estreno de "Antígona", una adaptación de la tragedia griega por parte de Víctor Ullate, junto al también el bailarín y coreógrafo Eduardo Lao , que será representada en los madrileños Teatros del Canal desde el próximo 22 de agosto hasta el 8 de septiembre. EFE/Kiko Huesca

La versión coreográfica de la famosa obra de Sófocles 'Antígona' que ha producido la compañía Víctor Ullate Ballet, y protagonizan Lucía Lacarra y Josué Ullate, llega hoy, 22 de agosto, a la Sala Roja de los Teatros del Canal, donde podrá verse hasta el 8 de septiembre.

Con coreografía de Víctor Ullate y Eduardo Lao, esta tragedia, que es una adaptación de la obra greco-romana representada por primera vez en el año 441 antes de Cristo, explora la lucha del ser humano "contra su racionalidad temeraria, sus pasiones irreductibles y su naturaleza", según apunta Teatros del Canal en un comunicado.

La producción, que se estrenó el pasado mes de julio en el Festival de Mérida, se muestra como una obra "actual e impactante" que busca evidenciar la atemporalidad de la esencia humana y la antigüedad de los sentimientos humanos.

'Antígona' cuenta la historia de la hija del rey Edipo, cuyos dos hermanos, Eteocles y Polinices, se disputan la corona que él ha dejado.

Habían llegado al acuerdo de turnarse en el trono pero Eteocles incumple el acuerdo y Polinices decide emprender una guerra contra él.

Los dos mueren, pero Creonte, que se hace con el poder, decide castigar al que se levantó en armas sin entierro.

La obra pone de relieve los cinco conflictos de la naturaleza humana, es decir, jóvenes contra viejos, vivos contra muertos, mujeres contra hombres, individuos contra sociedad, y dioses contra humanos y es el rigor intransigente con el que la heroína actúa lo que la convierte en una de las figuras teatrales más famosas de la historia.