TV

Un mural saca del olvido a los héroes españoles de la liberación de París

  • Escrito por María D. Valderrama
  • Publicado en Cultura
Juan Chica Ventura delante de su obra de 17 metros de alto y 5 de ancho en la fachada de un edificio moderno de la calle Esquirol, en el sur de Paris, que reconstruye el camino que tomaron la noche del 24 de agosto el "Guadalajara" o el "Teruel", algunos de los tanques de la 9ª compañía de la 2ª División Blindada de la Francia libre, conocida como La Nueve. EFE/CHRISTOPHE PETIT TESSON 	   Juan Chica Ventura delante de su obra de 17 metros de alto y 5 de ancho en la fachada de un edificio moderno de la calle Esquirol, en el sur de Paris, que reconstruye el camino que tomaron la noche del 24 de agosto el "Guadalajara" o el "Teruel", algunos de los tanques de la 9ª compañía de la 2ª División Blindada de la Francia libre, conocida como La Nueve. EFE/CHRISTOPHE PETIT TESSON

Los descendientes de los republicanos españoles que intervinieron en la liberación de París en 1944 luchan 75 años después por recuperar la memoria de estos héroes olvidados, recordados ahora por un mural dedicado a su gesta.

Esa ilustración de 17 metros de alto y 5 de ancho en la fachada de un edificio moderno de la calle Esquirol, en el sur de la ciudad, reconstruye el camino que tomaron la noche del 24 de agosto el "Guadalajara" o el "Teruel", algunos de los tanques de la 9ª compañía de la 2ª División Blindada de la Francia libre, conocida como La Nueve.

Fue la primera división que penetró la ciudad, donde la policía y la población se habían levantado contra el Gobierno de ocupación nazi una semana antes. Los soldados españoles, exiliados republicanos, tomaron varios puntos clave, detuvieron al gobernador alemán Dietrich Von Choltitz y abrieron la vereda para que el resto de tropas entrara durante la madrugada.

Pese a ello, hace poco que el 24 de agosto empezó a sonar en las celebraciones de la liberación, gracias en parte al trabajo de la asociación 24 août 1944, formada por descendientes de exiliados y víctimas españolas del fascismo.

Entre ellos, el artista francoespañol Juan Chica Ventura, que ha ilustrado algunas de las instantáneas más memorables de aquella entrada en ese mural donde hasta ahora, y tan solo desde 2004, una pequeña medalla del Ayuntamiento recordaba el paso de La Nueve.

"El trabajo de la asociación es justamente intentar que se hable de toda esa memoria olvidada dentro de la Historia de Francia donde todo ha quedado mezclado, pero lo gracioso es que en España tampoco se sabía nada sobre estos hombres", explica Chica a Efe. Este granadino, nieto de un anarquista encarcelado, llegó a Francia con diez años y ha realizado ahí su vida sin olvidar sus raíces.

El reconocimiento a La Nueve, cuyo único superviviente a día de hoy es Rafael Gómez, de 99 años, comenzó en 2004 gracias al trabajo de la historiadora Evelyn Mesquida, autora de "La Nueve: los españoles que liberaron París", que llevó su petición a Anne Hidalgo, actual alcaldesa y por aquel entonces número 2 del consistorio.

"Creo que los orígenes españoles de Hidalgo, pues su abuelo combatió en el bando republicano y sus padres se exiliaron aquí, favorecieron nuestras relaciones, así como su deseo de que esta historia sea realmente conocida", opina Véronique Salou, presidenta de la asociación e hija de Ángel Olivares Gallego, superviviente del campo de concentración de Mauthausen.

De cara al 75 aniversario, el consistorio pidió ideas a este colectivo, que respondió con este mural, cuya aprobación y ejecución ha llevado cerca de un año y medio. Ahora, los activistas quieren realizar uno similar en Madrid el próximo año.

El mural se inaugurará este sábado, en la jornada previa a los actos oficiales del Ayuntamiento, 25 de agosto, cuando Charles De Gaulle pronunció el famoso discurso: "¡París, liberado!", que oficializó el fin de la ocupación y otorgó el mérito a las tropas francesas.

A su presentación asistirá Hidalgo, así como la ministra española de Justicia, Dolores Delgado, y otras autoridades, que harán después el camino que en el 44 realizaron los tanques hasta llegar al Hôtel de Ville, y donde se desvelará una nueva placa en el conocido desde 2015 como Jardín de los Combatientes de La Nueve.

De los 150 hombres que componían esa división, la mayoría españoles, solo quedaron 16 al final de la II Guerra Mundial, pero su epopeya recuerda el compromiso de los 10.000 soldados republicanos que se alistaron en la legión extranjera del Ejército francés, de los cuales muchos acabaron en manos alemanas.

"El coronel de La Nueve, Raymond Dronne, nos decía que éramos diferentes al resto de los combatientes porque no luchábamos por una bandera, luchábamos por un ideal", recordaba Manuel Fernández, uno de los últimos supervivientes, en un documental de 2010 dirigido por Albert Marquardt.

"Y era verdad", agregó: "Fuimos voluntarios por la defensa de la libertad, la que nos quitó Franco, siempre con la idea de que aquello nos llevaría a atravesar los Pirineos y devolver a España la libertad, pero no pudo ser".