TV

"La corte del faraón", un canto a la libertad en todas sus formas

  • Escrito por Laura Carroza
  • Publicado en Cultura
Ensayo general de "La corte del faraón", adaptación de Ricard Reguant y Juana Escabias, esta noche en el Teatro Romano, en el marco de la programación del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida. EFE/Jero Morales Ensayo general de "La corte del faraón", adaptación de Ricard Reguant y Juana Escabias, esta noche en el Teatro Romano, en el marco de la programación del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida. EFE/Jero Morales

La comedia musical ha llegado esta noche al Teatro Romano de Mérida de la mano del director Ricard Reguant con una renovada versión de la célebre zarzuela "La corte del faraón" en la que subyace un canto a la libertad en todas sus formas.

En esta ocasión, el director catalán ha regresado al festival emeritense para dar una vuelta de tuerca a un clásico prohibido durante la dictadura franquista, al tiempo que conserva su esencia "pícara y cachonda".

El penúltimo estreno de la 65 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida es un show basado en la opereta bíblica de 1910 que Reguant, junto a Juana Escabias, ha desempolvado conservando elementos originales propios de la zarzuela y la revista y añadiendo otros nuevos característicos del teatro musical actual.

Abordar clásicos desde el prisma contemporáneo se ha convertido en un ejercicio habitual en el festival. En este caso, la obra recupera del pasado asuntos tan vigentes como la censura, la libertad amorosa o el arte de disfrutar del sexo con la mayor naturalidad posible porque, tal y como entonan su protagonistas, "la verdad no se puede reprimir y siempre encontrará como salir".

Un plantel de artistas encabezado por Itziar Castro, figura rompedora del panorama audiovisual, y el placentino Paco Arrojo, veterano en musicales, cantan, bailan e interpretan al más puro estilo cabaret durante algo más de hora y media, en un juego de comedia y enredos, sin más pretensión que provocar la risa.

No obstante, en este espectáculo no todo es lo que parece y sus protagonistas hacen uso de la irreverencia, lo políticamente incorrecto y el humor ácido para desarmar al espectador y sembrar la reflexión.

La actriz barcelonesa interpreta al faraón, un potente personaje que rompe con el rol de género provocando la confusión entre los espectadores, ya que unas veces es hombre y otras mujer.

También se da cita en esta obra, Javier Enguix, que ya triunfó en Mérida en 2017 con "La bella Helena", y ahora encarna al general Putifar cuya herida fatal en sus partes no le deja cumplir con sus deberes de esposo.

Ante la imposibilidad de consumar su matrimonio, Lota (Celia Freijeiro) trata de seducir al casto José (Paco Arrojo), esclavo de Putifar, que es deseado por todas las mujeres y acaba sucumbiendo a los placeres de la carne.

La acción se complica aún más cuando a los diálogos llenos de insinuaciones de corte sexual y composiciones musicales de tono picante, se suman accidentes ajenos al texto original que lo llevan a un terreno más actual.

Su director ha sabido mantener el carácter sorpresivo con otros personajes peculiares como la figura del censor (Joan Carles Bestard) que representa la represión y prorrumpe entre el público para poner fin a la "bochornosa" representación que considera "un sacrilegio contra las benditas piedras del teatro que recitaron a Sócrates".

Esta desternillante propuesta está plagada de momentos ingeniosos y divertidos guiños a la actualidad que hacen partícipe al público y convierten el teatro en una fiesta. "La corte del faraón" es una coproducción del Festival de Mérida y la productora extremeña El Negrito Producciones que estará en cartel hasta este domingo 18 de agosto.