El monstruoso escenario humano de la artista Paula Rego llega a Cascais

Una de las obras de la artista lusa Paula Rego en la inauguración en Cascais (Portugal), de la exposición "mirar para adentro", en la que Rego reúne sus obras más críticas a nivel social, narradoras de un monstruoso escenario humano. EFE/ Ana Sánchez 	   Una de las obras de la artista lusa Paula Rego en la inauguración en Cascais (Portugal), de la exposición "mirar para adentro", en la que Rego reúne sus obras más críticas a nivel social, narradoras de un monstruoso escenario humano. EFE/ Ana Sánchez

La artista portuguesa Paula Rego exhibe desde hoy en el municipio luso de Cascais la exposición "mirar para adentro", en la que reúne sus obras más críticas a nivel social, narradoras de un monstruoso escenario humano.

Más de doscientas piezas -entre las que se incluyen dibujos pre-grabados, láminas de cobre y obras menos conocidas- recorren la pintura de la artista, en una muestra en la Casa de las Historias de Paula Rego que se remonta a sus inicios y que repasa los 60 años de su carrera.

La comisaria de la exposición, Catarina Alfaro, explica a Efe que bajo la inspiración de obras como el Infierno de Dante de Gustave Doré o los Caprichos de Goya, Rego siempre incluye una crítica social en sus obras.

Una de estas críticas se basa en el referéndum celebrado en Portugal en 2007 para votar sobre la interrupción voluntaria del embarazo, un tema que "no tuvo el impacto social que Paula Rego esperaba", aclara Alfaro.

Para mostrar esto, Rego utiliza imágenes perturbadoras e impactantes: sexos metamorfoseados como monstruos, mujeres al borde de la muerte e incluso mutilaciones genitales femeninas.

"Son imágenes perturbadoras, pero son así porque la realidad para Paula Rego también es perturbadora", añade la comisaria de la exposición.

Por otro lado, la artista también dimensiona la fantasía como universo creativo, influenciada por la literatura infantil británica, debido a la educación anglosajona que recibió desde pequeña.

En estas imágenes, más coloridas pero enmarcadas en su característico estilo, Rego se inspira en cuentos clásicos como Peter Pan para destacar la personalidad de los personajes femeninos, en este caso de Wendy, cuyo amor por los niños es "altruista y generoso, pero no propio de un personaje infantil", describe Alfaro.

Estas dos corrientes, la infantil y la crítica, recorren 200 trabajos de Rego entre los que también se incluyen dos grabados de Goya, pertenecientes a la colección privada de la artista.

La creadora, que a pesar de sus 84 años de edad no ha limitado su trabajo al público, protagonizó el pasado mes de abril un documental elaborado por su hijo y a finales del año pasado combinó las fábulas de La Fontaine y las notas musicales de Verdi en su exposición más creativa, basada en sus trabajos de los años 80.

Galardonada con la Orden del Imperio Británico, Rego vuelve ahora a su tierra natal para mostrar los trabajos más recientes y menos conocidos de su prolífico desarrollo artístico.

La exposición, organizada por la Fundación D. Luís I y el Ayuntamiento de Cascais, estará abierta al público desde el 11 de julio hasta el 17 de noviembre.