BOLETINES
TV

La plenitud de Lorca, otra vez al completo

  • Escrito por  Alfredo Valenzuela
  • Publicado en Cultura
Dos mujeres observan a Federico García Lorca en una de las fotografías procedentes del archivo gráfico de la Agencia EFE que se expusieron el pasado mes de mayo en Granada. EFE Dos mujeres observan a Federico García Lorca en una de las fotografías procedentes del archivo gráfico de la Agencia EFE que se expusieron el pasado mes de mayo en Granada. EFE

Las Obras Completas de Federico García Lorca tienen una nueva edición, a cargo de la Biblioteca Castro y bajo la dirección del catedrático de Literatura de la Universidad de Granada Andrés Soria Olmedo, quien ha recurrido a los testimonios de sus coetáneos para asociar al poeta granadino a "la plenitud".

La nueva edición de las Obras Completas del autor del "Romancero gitano" y de "Poeta en Nueva York" se publicará en dos tomos, el segundo de los cuales agrupará su teatro y el primero, que acaba de salir, reúne "Prosa y Poesía" en 1.054 páginas, incluidas las de la introducción crítica de Soria Olmedo.

Esta nueva edición, apoyada en otras de carácter crítico, revisa la considerada canónica de Miguel García Posada y añade alguna aportación, como la versión de "Poeta en Nueva York", según el nuevo testimonio del denominado "manuscrito Bergamín".

Entre los testimonios seleccionados por Soria Olmedo con motivo de esta edición, figura el de Salvador Dalí, quien definió a su amigo como "el fenómeno poético en su totalidad", mientras que Gerardo Diego lo hizo como juglar, poeta lírico moderno, autor de teatro y dibujante, y Pablo Neruda lo consideró "un multiplicador de la hermosura".

Además fue músico y escribió el guión cinematográfico "Viaje a la luna", con lo que, según Soria Olmedo, "se dibuja la imagen de un artista completo, que sitúa la poesía en el centro motor de un universo múltiple, muy consciente de que todos los medios expresivos obedecen".

El profesor Soria cita al propio García Lorca para recordar el "ansia que tiene todo verdadero artista de que se establezca la comunicación de amor con otros en esa maravillosa cadena de solidaridad espiritual a que tiende toda obra de arte y que es fin único de palabra, pincel, piedra y pluma".

Estas Obras Completas reflejan de García Lorca "una imagen compleja, no reductible a planos binarios, alegría superficial y tristeza profunda sino desplegada en una polifonía de antinomias y voces opuestas, de la que surge una poesía que nos sigue interpelando, atenta a unos cuantos asuntos fundamentales", según Soria.

De ahí que Aleixandre recordara "al noble Federico de la tristeza, al hombre de la soledad y pasión que en el vértigo de su vida de triunfo difícilmente podía adivinarse", mientras que como "el poeta del conocimiento y la revelación" lo considerará André Belamich.

Entre los grandes temas del poeta, Soria Olmedo enumera "la naturaleza y su secreto, el amor y el sexo pleno y amenazado, la esterilidad, el tiempo, la injusticia, la libertad y la muerte, mediante un lenguaje anclado en lo más concreto, ingenioso y sensual y a la vez susceptible de ser leído como cofre de resonancias simbólicas y míticas".

Este primer volumen recoge desde el primer libro de Lorca, publicado en 1918, "Impresiones y paisajes", sobre una serie de viajes de perfil artístico, hasta sus "Conferencias", en las que reflexiona sobre cante jondo y sobre el entusiasmo Gongorino que se apoderaría de los miembros de su generación poética, además de que en ellas está ya presente el diálogo entre la tradición y la vanguardia que distinguiría su obra.

El volumen concluye con las partituras de las canciones populares antiguas a las que el poeta puso música y los once sonetos escritos entre 1935 y 1936, los "Sonetos del amor oscuro", que no vieron la luz hasta 1984.

Soria Olmedo en su introducción también traza un perfil biográfico del poeta, desde su infancia en un pueblo de la Vega granadina, sus primeros años en la Universidad de Granada y su llegada a Madrid en 1919 para llegar a la Residencia de Estudiantes, su amistad con Dalí y Falla, su viaje a Nueva York, y sus éxitos como dramaturgo hasta concluir una "biografía compleja" a los 38 años, fusilado el 19 de agosto de 1936 a las afueras de Granada.