BOLETINES
TV

El poder de la mujer creadora y protagonista de cómics se muestra en Bolivia

  • Escrito por  Gina Baldivieso
  • Publicado en Cultura
La ilustradora boliviana Geraldine Csapek muestra su trabajo este jueves durante la decimoséptima edición del Festival Internacional "Viñetas con Altura", en La Paz (Bolivia). EFE 	   La ilustradora boliviana Geraldine Csapek muestra su trabajo este jueves durante la decimoséptima edición del Festival Internacional "Viñetas con Altura", en La Paz (Bolivia). EFE

El poder de las heroínas de cómics y las cotidianas, las de la vida real, además de las que buscan transmitir un mensaje con la pluma y el lápiz, es protagonista de la decimoséptima edición del Festival Internacional "Viñetas con Altura" que se celebra en La Paz.

El empoderamiento femenino es la temática central de este destacado festival, en el que a través de actividades como exposiciones, talleres y foros se busca resaltar a las mujeres creadoras y protagonistas de las historietas ilustradas, explicó a Efe la directora de "Viñetas con Altura", Alexandra Ramírez.

"Tenemos todos estos contenidos para que la gente pueda ver de qué habla la mujer, por qué habla de ciertos temas, cómo se expresa y cuál es el estilo de dibujo, el color y demás, todo lo que se ve reflejado en las viñetas", sostuvo.

Entre los principales eventos están dos exposiciones, la primera "Las viñetas se dibujan en femenino", en la que 15 ilustradoras e historietistas bolivianas muestran su trabajo dedicado al empoderamiento femenino.

Otra exposición es "6 reflejos", un homenaje gráfico a la mujer "desde la visión masculina", con creaciones de seis dibujantes bolivianos que muestran sus versiones de personajes como la Mujer Maravilla o Superchica, la premio Nobel de la Paz Malala Yousafzai o la mujer boliviana que trabaja en distintos oficios.

Ambas muestras están en la Casa de la Cultura paceña, mientras que en el Espacio Simón I. Patiño está la exposición "Grandes hitos femeninos de la historieta mundial", con algunos trabajos de creadoras de historietas que han recibido premios internacionales.

Además de creadores bolivianos, participan la chilena Alejandra Lunik, la argentina Pupi Herrera y la peruana Brenda Román, las dos primeras con muestras individuales de su trabajo y la otra autora del proyecto "La otra damita", un libro compilado de autoras mujeres.

El objetivo del festival es mostrar el trabajo de las mujeres en el cómic, algo que siempre ha existido pero tal vez ha estado "invisibilizado", indicó Ramírez. La artista aclaró que no se trata de "hacer ninguna distinción" entre hombres y mujeres, pues "la pluma, el lápiz, las líneas no tienen distinción de género" y "el trabajo habla por sí mismo". Solamente se busca fomentar y reconocer el aporte femenino en el desarrollo de las historietas.

El protagonismo femenino en los cómics no es algo nuevo, pues están "La pequeña Lulú" (1935) o la "Mujer Maravilla" (1941), que si bien no es la primera mujer que aparece en una historieta, "es alguien que no tiene una contraparte masculina, eso es lo que la hace especial", según Ramírez.

Para la artista, fue algo muy positivo que hubiera estos personajes, "pero seguíamos hablando de autores hombres dibujando a personajes mujeres".

Entonces ahí uno se cuestiona "¿dónde queda la autora?, porque la mujer es también creativa, es creadora, es historietista", y se empieza a ver que después hubo personajes dibujados por mujeres, además de las protagonistas femeninas en las historietas.

Por otra parte estaban casos como el de la revista Fierro, muy popular en Latinoamérica, que tenía muchos personajes femeninos, pero eran mujeres "súper voluptuosas e irreales, porque estaban dibujadas y dirigidas a un público masculino".

Las mismas mujeres empiezan a cuestionar por qué las dibujan así, pero luego, con la aparición de personajes como la "Mujer Maravilla", esto se rompe y empieza a surgir una empatía, señaló.

Para Ramírez, es muy positivo lo que ha ido pasando en el transcurso de los años, pues en el último tiempo la historieta "ha tomado una posición y una alternativa de comunicación de mensaje".

"Ha sido algo muy saludable porque ha ido mejorando, ha ido creciendo y la historieta ha encontrado también su lado femenino, que ha estado ahí siempre", indicó.

Alejandra Lunik, la única mujer que publica historietas a diario en un periódico argentino, declaró a Efe sobre su participación en el festival que "la realidad es que de toda una vida de trabajar en historieta y que las mujeres lo viéramos por afuera, de repente ser protagonistas es un hecho para destacar".

Para Lunik, si bien la mujer siempre ha existido como personaje de historietas, lo que está pasando actualmente es que "se le da otra relevancia o se le está empezando a tener otro respeto". "Y eso es un trabajo que no es mío, ni de las dibujantes, sino de las mujeres como colectivo", opinó.

La artista también destacó que este "momento histórico" está acompañado por una mayor presencia de mujeres dibujantes en medios gráficos, algo que tal vez antes era "un poco más difícil de conseguir". La Paz (Bolivia)