SUSCRÍBETE

El Socialismo y el Estado en la opinión de Rafael Urbano García

Rafael Urbano García fue un madrileño, periodista y escritor, colaborador en Vida Socialista y Conciencia Obrera. Cuando El Socialista pasó a ser diario entró como redactor del mismo en 1913. Al año siguiente fue director de “Fabio”. Perteneció a la Escuela Nueva y al Ateneo madrileño. Trabajó en el Ministerio de Fomento y en La Opinión a comienzos de los años veinte. Por otro lado, Urbano es muy conocido como teósofo y ocultista, además de helenista y traductor. Entre sus obras nos interesa destacar Historia del socialismo, parte antigua, la conquista utópica (1903). Murió en 1924.

Pues bien, en este trabajo nos acercamos a una conferencia que García impartió en el Círculo Socialista del Sur, en la calle madrileña de Valencia, sobre el socialismo y el estado, que supuso un ejercicio de síntesis histórica con una clara vocación pedagógica, muy propia de su vocación.

Urbano señaló que el término de socialismo había aparecido por vez primera en los comienzos del siglo XIX a partir de Saint Simon, siendo, por otro lado, un concepto tan amplio que era difícil de precisar. Hoy sabemos que el término tiene un origen un poco anterior, en la época ilustrada, pero es cierto que el término se comenzó a generalizar en el momento que cita nuestro protagonista con el primer socialismo utópico.

Precisamente, a este primer socialismo utópico, dedicó parte de su charla, aludiendo al libro de Tomás Moro, y que buscaba una vida mejor, aunque el socialismo real vendría de la mano de Proudhon y Marx, siempre según el conferenciante. Señalaba la ironía de que el último procedía de la “clase intelectual”, contra la que se pretendía aún “imbuir prevenciones a la clase obrera”, quien desarrolló la aplicación del socialismo, la lucha de clases, criticando la economía política, ciencia que, según Urbano, se encontraba aún en sus inicios, y señalando a los obreros como objetivo inmediato la conquista del Estado y de los medios de producción.

También aludió a la creación de la Primera Internacional por parte de los obreros, que habían acudido a Inglaterra a comienzos de la década de los sesenta.

Urbano clasificaba a los socialistas en tres grupos en función de su posición en relación con la lucha frente al Estado. En primer lugar, estarían los “socialistas integrales”, es decir, los que no se apartaban de Marx, y creían en la “catástrofe económica y social”. Después estaban los socialistas reformistas, más prácticos, que intentaban arrancar al Estado conquistas día a día.

Hemos consultado, tanto el Diccionario Biográfico del Socialismo Español, como el número 1609 de El Socialista.

Banner 468 x 60 px