Luz Pozo Garza viaja a sus orígenes en su último libro, "Pazo de Tor"

Luz Pozo Garza, poetisa lucense miembro de la Real Academia Galega. EFE/Archivo Luz Pozo Garza, poetisa lucense miembro de la Real Academia Galega. EFE/Archivo

La veterana poetisa gallega Luz Pozo Garza ha presentado en el espacio Portas Ártabras, en A Coruña, su último libro, "Pazo de Tor" (Alvarellos, 2019), una obra escrita tras viajar a ese emblemático edificio situado en el Valle de Lemos, en Lugo, para sumergirse en los orígenes de los Garza y en la vida misma.

"La vida está hecha de misterio, que así es como se llama el primer poema, y éste resume todo lo que hay en libro; todo está absolutamente resumido en ella", ha señalado Pozo Garza durante la presentación de este libro compuesto por treinta poemas que versan sobre el pazo de Tor.

Los Garza habían vivido en el pazo monfortino alrededor del siglo XIV y, hace unos diez años, la académica de la lengua gallega lo visitó por primera vez, después de haber oído cómo en su familia materna se hablaba de forma recurrente del lugar.

De las visitas posteriores que fue realizando y las sensaciones que le producían, combinadas con sus reflexiones, fue surgiendo, poco a poco, "Pazo de Tor", donde los sentimientos que expresa se funden con un amor por la vida que impregna cada verso.

"Todos los organismos, por insignificantes que sean, son inteligentes, toda vida lo es, incluso las bacterias; la vida no es un objeto, es siempre una evolución", ha reflexionado Pozo Garza durante la puesta de largo de su última obra, que sale a la luz justo 70 años después de su primera publicación, "Ánfora", allá por 1949.

Luz Pozo Garza, hija predilecta de Viveiro que ahora vive en A Coruña, se llevó algo consigo tras sus visitas al pazo de Tor: "Hace pocos días me desperté con una mirada sobre mis ojos, la de un ser esbelto, fino, hermosísimo, que parecía una mujer con un codo colocado sobre un armario que tengo lleno de libros".

"Me mira hermosamente, con ojos cariñosísimos", prosiguió la autora, quien apuntó que, cuando fue hacia ella, "se fue, pero no desapareció, sino que dejó un rastro de luz precioso, dorado, de esplendor, de fuego, que iba corriendo por las paredes".

Pozo Garza no dudó: "Tenía que ser un ave, una garza; a veces me vienen a traer mensajes". El presidente de la Real Academia Galega (RAG), Víctor Freixanes, escritor del prólogo y acompañante de la autora durante la presentación, concluyó valorando las reflexiones de Pozo Garza: "La explicación del mundo es más profunda y arriesgada cuando viene de nosotros mismos".

1°C

Madrid

Mayormente nublado

Humedad: 82%

Viento: 11.27 km/h

  • 03 Ene 2019 11°C -3°C
  • 04 Ene 2019 8°C -5°C
Banner 468 x 60 px